03/03/2024 A LAS 11:15 H

Un proyecto con 68 km de pistas para San Isidro y Fuentes de Invierno

Desde la inauguración de Fuentes de Invierno allá por el año 2007, mucho se ha hablado y escrito acerca de la unión de San Isidro con la estación asturiana. Sin embargo, diversos motivos han ido llenando de piedras este largo camino.

Acompaño este artículo de una idea convertida en un estudio de planeamiento sobre la unión de ambas estaciones, nacido de varias horas de trabajo de campo, observación y recopilación de datos de forma privada, no retribuida, con la intención de que pueda servir para mostrar a los responsables que las gestionan todas las posibilidades que ambas estaciones podrían ofrecer. Un estudio de planeamiento ambicioso, técnica y económicamente viable y que podría ser la hoja de ruta a seguir para la unión y explotación comercial de ambas estaciones de esquí.

Pero para poder situarnos en el momento en el que estamos, creo necesario hacer referencia a algunos motivos y otros aspectos que bajo mi punto de vista han lastrado el desarrollo de ambas estaciones y se han venido sucediendo a lo largo de los últimos años antes de entrar en profundidad en el anteproyecto de unión que propongo desde San-isidro.net, una iniciativa privada que viene promocionando desde esta página web y sus redes sociales la estación de San Isidro desde 1999 de manera particular y ajena a la Diputación de León.

Pongámonos en situación desarrollando brevemente esos motivos a los que aludía. El primero de ellos se refiere a un plan de crecimiento para San Isidro propuesto hacia el 2004 bajo iniciativa público-privada. En él estaban inmersos la Diputación de León, propietaria de San Isidro, y unos empresarios asturianos bajo el nombre Esquí & Golf Resort, que venían de la mano del campeón olímpico Francisco Fernández-Ochoa.

En esa época era evidente que Fuentes de Invierno iba a ser ya una realidad. Sin embargo, los gestores de esta institución pública en aquel momento prefirieron confiar en un proyecto que priorizaba masivos desarrollos urbanísticos, con campo de golf a 1.500 metros de altitud, pista de hielo y centro comercial incluidos, en lugar de explorar desde el inicio y de manera responsable junto con el Principado de Asturias un proyecto de esquí compartido para ambas estaciones. En el siguiente vídeo puede contemplarse un resumen de aquella iniciativa.

Esta ha sido en mi opinión la causa principal que ha hipotecado el desarrollo de las dos estaciones desde hace más de 15 años. Pudiendo haber acercado posturas ambas administraciones para apostar por un proyecto común desde un inicio, se prefirió en León ir por la vía de la promoción inmobiliaria y la venta de segundas residencias.

El segundo de los motivos que han atascado el crecimiento de las estaciones fue la creación de una nueva y necesaria línea eléctrica que suministrase la energía adecuada para San Isidro, en sustitución de la original de los años 1970. De su construcción comenzó a hablarse seriamente en el año 2007, con la llegada un nuevo equipo de gobierno en la Diputación de León.

La necesidad de una dotación energética suficiente para San Isidro que permitiera también engancharse a Fuentes de Invierno, carente de suministro de energía eléctrica, evidenciaba los errores cometidos por los anteriores gobernantes al haber pretendido comenzar la casa por el tejado. Se descartó todo el plan de Esquí & Golf Resort que únicamente había podido iniciar dos bloques de apartamentos (Las Peñas I y Las Peñas II), debiendo de indemnizar tras sentencia judicial a los empresarios asturianos con 3,5 millones de Euros de dinero público por no permitirles llevar a cabo el proyecto como lo habían planteado. A cambio, aquéllos se vieron obligados a devolver a la Diputación de León todos los terrenos donde se planeaba edificar.

Tras diversos trámites administrativos, obras y elecciones, la construcción de la nueva línea eléctrica concluye en el año 2012 para dar servicio únicamente a San Isidro, seguida de múltiples desavenencias posteriores con el Gobierno del Principado de Asturias en lo referente a su financiación. Hoy, más de 10 años después, ambas estaciones siguen separadas, funcionando en el caso de Fuentes de Invierno con generadores de gasoil desde su inauguración.

Desde entonces, la melodía de unión de ambas estaciones ha seguido sonando insistentemente una temporada tras otra en la prensa. Responsables de la Diputación de León no han sido capaces de materializar esta unión, por motivos que desconozco. Aunque no solo debemos de mirar a León, pues tampoco los dirigentes del Principado de Asturias lo han conseguido. Quién debía financiar y quién no la mencionada línea eléctrica ha sido siempre la excusa más recurrente.

Planes de privatización

Para hacer frente a la idea que propongo en este estudio, es necesario aludir primeramente a la actual gestión pública de las estaciones de San Isidro y de Fuentes de Invierno. Superada la “brillante” idea de la anterior legislatura sobre la posibilidad de sacar a concesión la gestión de San Isidro, como si de la explotación de una cafetería se tratase, parece que la vía de la privatización es la opción más comentada y que va cobrando cada vez más importancia. Nuevamente asistimos a la realidad de cómo a cada cambio de legislatura se planifica algo diferente para la unión de las estaciones, sin llegar nunca a materializarse.

La estación de Fuentes de Invierno está gestionada por la empresa pública RECREA, dependiente del Principado de Asturias. Por su parte, San Isidro sigue gestionada directamente por la Diputación de León, con los lentos procesos y burocracias administrativas que todos conocemos y sufrimos. Resulta claro que, si se pretende caminar hacia la unión seria de ambas estaciones, lo primero que habría de alcanzarse sería un acuerdo sobre la forma de gestión que se fuera a utilizar. Las actuales, bajo mi punto de vista, no son las adecuadas.

Mucho se ha escrito en prensa años atrás sobre la posibilidad de privatización de San Isidro, hablando sobre los elevados gastos de explotación que supone para las arcas públicas, aunque sin prestar demasiada atención al evidente motor de empleo y desarrollo que significa para su zona de influencia. También se han dado algunas pinceladas de cómo podrían gestionarse ambas estaciones en caso de unión, aunque no parece haberse llegado todavía a una solución definitiva.

Creo que una fórmula público-privada sería la mejor de las opciones de las que puedan estar encima de la mesa, si es que está. La creación de una empresa pública entre ambas administraciones que dé entrada a capital privado no es algo nuevo, como evidencia la existencia de la sociedad ARAMÓN constituida entre el Gobierno de Aragón e Ibercaja a principios de este siglo. No sabemos si el hecho de que las estaciones pertenezcan a Comunidades Autónomas diferentes puede ser un impedimento para llevar adelante esta idea, pero seguro que existen vías para poder llevarlo a cabo.

Que las administraciones públicas de León y Asturias sigan teniendo el porcentaje mayoritario en esa hipotética empresa público-privada garantizaría el importante fin de desarrollo socioeconómico de la que sería la estación más grande del noroeste español, además de facilitar la preservación de los actuales puestos de trabajo, en su gran mayoría dependientes de la administración. Por su parte, la entrada de capital privado traería al proyecto indudables beneficios en la gestión, capacidad de inversión, crecimiento y oportunidades de negocio.

San Isidro y Fuentes necesitan un proyecto integral

El segundo paso que debería seguirse a mi modo de ver es poner en negro sobre blanco el proyecto de unión. Y es aquí donde cobran fuerza todo el tiempo y esfuerzo empleados para lanzar el estudio que hoy publico. Lo hago además con la esperanza de que los fondos de desarrollo europeos para paliar los efectos de la COVID-19, que ya se ha anunciado se pretenden utilizar para la unión de ambas estaciones, puedan traer la financiación adecuada para llegar a tal punto y no solo para conseguir recoger algunas migajas. Para poder justificar la petición de esos fondos "Next Generation" solamente piden plantear un proyecto viable. Pues bien, aquí lo tienen.

Sin embargo, me preocupa que se vuelva a errar en el tipo de proyecto que ambas estaciones necesitan para afianzarse como el destino turístico de nieve que podrían llegar a ser. Pienso que la unión de San Isidro y Fuentes de Invierno no puede ventilarse con la simple construcción de un remonte por Riopinos y el establecimiento de un forfait conjunto. Bastarían unos 6 millones de euros para llegar a ello, pero no se atajarían los principales problemas que a mi modo de ver tienen actualmente ambas estaciones de esquí:

  • Falta de un dominio esquiable competitivo
  • Antigüedad de los medios mecánicos de San Isidro.
  • Carencias en los sistemas de nieve producida, inexistentes en Fuentes de Invierno.
  • Flujo de capacidades en remontes y pistas inadecuado.
  • Graves peligros en los accesos por carretera desde la vertiente asturiana.
  • Práctica inexistencia de alojamientos hoteleros a pie de pistas.

Pudiera sorprender que haga referencia a los alojamientos cuando vengo hablando de la unión de dos estaciones para una explotación de esquí conjunta. Anteriores experiencias en mi vida profesional me dicen que sin una adecuada oferta hotelera a pie de pistas de nada serviría avanzar hacia realidades más ambiciosas. Al menos de una manera económicamente sostenible para el capital privado.

No solo porque se carecería de uno de los elementos fundamentales para atraer turismo de estancia prolongada a la zona, que es que el visitante tenga donde pernoctar, almorzar y disfrutar de su tiempo libre tras el esquí (lo que también genera oportunidades de negocio y empleo, no lo olvidemos). Sino también porque trabajar en un plan integral en el que la empresa gestora de la estación pueda participar en la comercialización de paquetes turísticos, supondría una vía de ingresos en cuenta de explotación hasta ahora inexplorada en nuestras estaciones, pero de sobra transitada en otras repartidas por todo el mundo.

Es de importancia capital si buscamos de la unión de ambas estaciones una cierta rentabilidad, un proyecto económico de explotación en el que además de vender forfaits, la gestora de la estación participe también en la comercialización de alojamientos, clases particulares de esquí, cursos, restauración en pistas, gestión de espacios para entrenamiento deportivo, alquileres, actividades de montaña u otras alternativas de ocio y tiempo libre como si de un mayorista de viajes se tratase. Seguro que las mercantiles Baqueira Beret S.A., Viajes Baqueira Beret S.A. u Hoteles Valle de Arán S.A., todas ellas pertenecientes al Grupo Baqueira Beret, os suenan a muchos. ¿Vamos entendiendo de lo que estamos hablando? Una estación de esquí jamás será rentable únicamente con la venta de forfaits.

Por todo esto creo que San Isidro y Fuentes de Invierno han de compartir un proyecto técnico y económico de desarrollo integral redactado por profesionales de la nieve, no por técnicos funcionarios de la Diputación de León o del Gobierno del Principado de Asturias. Mucho menos si este pretende ir encaminado por las ambiciones políticas de quienes puedan ocupar cargos de representación en cada legislatura. Y por esto también creo que es el momento de publicar lo que vengo a definir como un estudio de planeamiento, basado en el conocimiento de estas montañas desde hace más de 40 años y en importantes experiencias profesionales con otros proyectos turísticos de nieve anteriores en los que he tenido ocasión de participar.

Sirva este trabajo para que los responsables políticos que puedan dirigir esta iniciativa, tengan una idea más aproximada de hacia donde creo que deberían de caminar ambas estaciones y se pongan manos a la obra para sacar a concurso la redacción de un proyecto serio elaborado por profesionales del sector.

David Iriondo Tejerina, mes de mayo de 2023.
Empresario.
Técnico Deportivo, entrenador y formador de Esquí Alpino.
Presidente de la Federación de Deportes de Invierno de Castilla y León.
Director de comunicación y responsable de coordinación técnica del proyecto de San Glorio (2004 – 2014).
Webmaster de San-isidro.net.

 

ESTUDIO DE PLANEAMIENTO PARA LA UNIÓN DE SAN ISIDRO Y FUENTES DE INVIERNO

 

1.1 Situación y accesos

San Isidro Estación de Esquí y Montaña se encuentra ubicada en el norte de la Provincia de León, municipios de Puebla de Lillo y Valdelugueros, dentro de la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Por su parte, la estación de Fuentes de Invierno se sitúa en el sur de la comunidad autónoma del Principado de Asturias, concejo de Aller. Ambas estaciones están separadas por unos pocos metros sin que compartan una oferta esquiable conjunta y se extienden alrededor del Pico Toneo, encontrándose en el marco geográfico de la Cordillera Cantábrica.

Los accesos por carretera a ambas estaciones se realizan por el Puerto de San Isidro en sus vertientes leonesa (LE-331) y asturiana (AS-253). Existe también un acceso por carretera a uno de los sectores de San Isidro (Riopinos) a través de la vertiente leonesa del Puerto de Vegarada (LE-321), sin conexión por Asturias este último.

Dada la ubicación de ambas estaciones en el corazón de la Cordillera Cantábrica, dentro de su área de influencia se encuentran las ciudades más importantes del norte de España y Portugal.

La existencia de estación de trenes de alta velocidad en la ciudad de León acorta los tiempos de viaje desde ciudades como Madrid (2 horas) o Valladolid (1 hora), con aproximadamente 1 hora adicional de viaje por carretera entre la capital y las estaciones de San Isidro y Fuentes de Invierno. Por su parte, León y Oviedo cuentan con aeropuertos nacionales e internacionales que se encuentran a poco más de 1 hora de viaje por carretera de ambas estaciones.

En alusión a nuevas oportunidades viarias que se abren paso, cabe destacar la posibilidad de construcción de la Autovía León – Braganza (Portugal), que ahorraría 70 km el trayecto por carretera desde Oporto.


1.2. Condicionantes climatológicos

Existen series históricas de medición y toma de datos por la estación meteorológica de AEMET en la estación de San Isidro, ubicada en la misma cota 1.500 m. De los parámetros obtenidos por estas mediciones así como por la explotación continuada de la Estación de Esquí San isidro desde mediados de los años 1970 y de Fuentes de Invierno desde 2007, podemos concluir que la innivación en ambas es idónea para la explotación turística de los deportes de invierno.

Ambas estaciones reciben nevadas suficientes que les permiten la apertura entre los meses de enero a abril como media general, habiendo temporadas que se extienden desde finales del mes de noviembre hasta principios de mayo.

No obstante, el estudio plantea la ampliación y mejora de la red de nieve producida por cañones en San Isidro, así como su nueva instalación en Fuentes de Invierno, que permita una mayor aportación de nieve en pistas tanto para aumentar la horquilla entre fechas de apertura y cierre como para mejorar las condiciones de la nieve a lo largo de toda la temporada.


1.3. Condicionantes ambientales

Ambas estaciones de esquí se ubican fuera de espacios naturales protegidos, si bien su cercanía con el Parque Regional Montaña de Riaño y Mampodre así como de la Reserva de la Biosfera de los Argüellos, ambos en la provincia de León, haría conveniente la toma de medidas ambientales de mejora en sus dominios esquiables y en el entorno mediante la adopción de medidas compensatorias.


1.4. Delimitación del área esquiable

La delimitación del área esquiable, sobre todo en lo que respecta a la creación de nuevas pistas y sectores, se hace en base a la aplicación sucesiva de los criterios siguientes:

  • No se vean afectadas zonas naturales protegidas o de valor cultural que puedan afectar al valor de otros atractivos existentes.
  • Múltiples centros de acogida entre las vertientes leonesa y asturiana que faciliten diferentes maneras de acceder, dependiendo de si se llega desde la vertiente cantábrica norte, o desde la sur hacia la meseta.
  • Diferenciación respecto a las estaciones de esquí del entorno, de tamaño pequeño, proponiendo una estación más amplia, con conexiones fluidas entre diferentes sectores.

Como resultado de la aplicación de los parámetros anteriores, se propone un área esquiable de 68 km de pistas (56 km de esquí alpino y 12 km esquí de fondo) en ambas estaciones, dividida en 6 sectores, 5 de ellos ya existentes:

  1. Salencias - Toneo
  2. Cebolledo
  3. Requejines
  4. Redipuertas
  5. Riopinos
  6. Fuentes de Invierno

De la creación de nuevas pistas en los sectores existentes o en los de nueva creación, se han tenido en cuenta el análisis de pendientes medias de las laderas de cara a que sea posible su explotación como pistas comerciales de esquí. De esta manera:

  • Las vertientes con una pendiente superior al 60% no son explotables comercialmente, por lo que estas zonas son excluidas.
  • En las laderas con una pendiente entre el 45% y el 60% se descartan aquellas que tienen un desnivel superior a los 100 m, debido a la dificultad que ofrecen.
  • Las vertientes con pendiente inferior al 45% son seleccionadas para las nuevas pistas de esquí, con diferentes grados de dificultad.

Un último factor imprescindible en la configuración de las nuevas pistas que se plantean es el riesgo de aludes, debiendo descartar las zonas más afectadas por el desencadenamiento natural de aludes de nieve. Será no obstante necesario adoptar ciertas medidas para la protección de pistas expuestas a un cierto riesgo de aludes, bien por medios de contención o bien por provocación de los mismos de manera artificial.


1.5. Principales objetivos

Las principales metas que debemos buscar y que son objeto de este estudio de planeamiento serían las siguientes:

  • Unión y explotación conjunta de ambos complejos.
  • Creación de una nueva marca que las integre.
  • Ampliación del área esquiable.
  • Modernización de remontes.
  • Dotación de alojamientos y otros servicios a pie de pistas.
  • Mejora de los accesos por carretera.
  • Desestacionalización del turismo, ampliando a verano la oferta disponible.
  • Fijación de población en su zona de influencia.
  • Compromiso y educación medioambiental.

En consecuencia, la unión y gestión conjunta de las estaciones de esquí de San isidro y Fuentes de Invierno derivaría en un motor socioeconómico que fortalecería la actividad turística tanto de invierno como de verano, al igual que ya sucede en otros valles del pirineo aragonés o catalán, lo que haría necesaria una implicación decidida por parte de las administraciones de León y Asturias.

 

2. CONFIGURACIÓN DEL DOMINIO ESQUIABLE

2.1. Adaptación y modernización de la oferta existente.

Debemos partir de la base que la oferta esquiable actual únicamente sirve para satisfacer la demanda actual. Un planteamiento para la unión comercial y física de las estaciones de San Isidro y Fuentes de Inverno que integre nuevas zonas de conexión y ampliación del dominio esquiable, pasa necesariamente por la elaboración de un estudio de capacidades adecuado sobre el diseño de pistas, remontes y zonas de recepción existentes.

Dado que ambas estaciones cuentan ya con unos ejes principales de pistas bien definidos y clasificados por diferentes tipos de dificultad, las actuaciones previstas en ellos deberían tender a mejorar la calidad de sus pistas, anchura, drenaje, permanencia de la nieve y dotación de sistemas de nieve producida a lo largo de los mismos, de manera que se garantizase la movilidad y conexión por todos los sectores en periodos de apertura adelantados o de poca nieve.

Además, es muy importante permitir el acceso de esquiadores de nivel medio a toda la estación, por lo que se ha de prestar especial atención a la mejora de pistas que sirvan de enlace entre diferentes sectores, especialmente en las que afecten a las zonas de transición entre ambas estaciones.

Un último factor al que he querido darle importancia en este estudio, sobre todo en lo que a las pistas de la Estación de San Isidro se refiere, es a desechar la suma de kilómetros de pistas que se superponen en un mismo sector.

De todos es sabido que la contabilización de kilómetros de pistas actuales en San Isidro no se corresponde con la realidad, en el sentido de que algunas de ellas se superponen unas con otras contabilizándose íntegramente desde la cota superior a la de llegada, sumando kilómetros esquiables que en realidad no existen. Una correcta medición y actualización de datos de algunas de las pistas actuales será fundamental para dotar a muchas de ellas de la categoría de ejes principales, mejorar la experiencia de los usuarios sobre todo en lo relativo a la dificultad de las mismas, actuar adecuadamente en la medición de las diferentes capacidades y dotar al proyecto de datos actualizados, reales y creíbles.

De acuerdo con esto, la medida de kilómetros esquiables que se proponen sobre plano en este estudio alcanza un total de 56 km de pistas de esquí alpino y 12 km de pistas de esquí de fondo, habiéndose desechado los kilómetros esquiables resultantes de la superposición actual de muchas de ellas.


2.2. Ampliación del dominio esquiable

Para la creación de una oferta comercial y competitiva que resulte de la unión de las estaciones de San Isidro y Fuentes de Invierno, no debemos conformarnos con la suma de los kilómetros esquiables de ambas uniéndolas por donde más cómodo resulte. Surge la oportunidad de actuar sobre nuevas subzonas que faciliten la conexión entre ambas desde los pies de estación y que permitan la explotación de nuevas áreas esquiables actualmente inaccesibles.

Junto con ello, se abre la posibilidad de actuar sobre otras zonas que sin ser áreas de conexión entre las estaciones, doten al proyecto conjunto de una mayor oferta esquiable, mejorando sustancialmente el atractivo actual de ambas estaciones.

Para el diseño de las nuevas subzonas y sectores debemos clasificar las pistas por niveles de dificultad, proponiendo pistas atractivas para todo tipo de esquiadores. Se han utilizado diferentes parámetros para el diseño de estas nuevas zonas de pistas como las pendientes medias, exposición, orientación, longitud, anchura y necesidad de adaptación del terreno.

Un proyecto de detalle definitivo redactado por expertos en construcción y ampliación de estaciones de esquí debe ser el que lleve a cabo un análisis más exhaustivo de las nuevas zonas y pistas propuestas. Sin embargo, de diferentes trabajos de campo realizados en los últimos dos años, puedo asegurar con gran certeza que todas ellas serían perfectamente realizables teniendo en cuenta todos los parámetros actualmente mencionados.


2.3. Definición de los ejes de pistas

Se han definido una serie de ejes de pistas, de forma que podamos obtener un número equilibrado de pistas de cada nivel de dificultad. Considerando que aproximadamente un 25% de los clientes de la estación serían debutantes, un 50% tendrían un nivel medio y el 25% serían buenos esquiadores, se han intentado respetar las mismas proporciones en cuanto a kilómetros de pistas por niveles de dificultad.


2.4. Estudio de las recepciones

Partimos de la premisa de conservación de los actuales pies de estación existentes en San Isidro y Fuentes de Invierno, haciéndose necesarias sin embargo diferentes actuaciones en las zonas de recepción de Salencias y Riopinos.

El diseño propuesto en el actual estudio hace de Salencias el sector prioritario de acceso desde pie de pistas a ambas estaciones, lo que requiere que se le dote de nuevas infraestructuras relacionadas con la propia explotación y dimensionadas como zona principal de acogida:

  • Telecabina de acceso a la zona alta
  • Venta de forfaits
  • Alquiler de material
  • Escuela de esquí
  • Hoteles y albergues
  • Cafeterías y restaurantes
  • Servicios apreski

La zona de recepción de Riopinos, por su particular ubicación, sirve igualmente de acceso para ambas estaciones, debiendo de actuarse en ella con similares dotaciones que las descritas para Salencias, aunque con un dimensionamiento acorde a sus capacidades de acogida.

En cada pie de pistas se prevé la existencia de zonas de debutantes, así como un jardín de nieve para los más pequeños. Estas zonas se concentrarán a la mayor cercanía posible de los edificios de servicios para comodidad de los clientes.

 

2.5. Sectorización de zonas esquiables

Como ya se ha aludido anteriormente, se propone la división de la estación en 6 sectores esquiables, 5 de ellos ya existentes, y la creación de tres nuevas subzonas.

Esta división responde a las características específicas de las diferentes zonas, que les proporcionan una entidad propia, consiguiéndose efectos sinérgicos a nivel de conjunto.

 

SECTOR DE SALENCIAS

Por tratarse de la zona principal de acceso a la estación, habrían de reservarse nuevos espacios para la construcción de hoteles que dotasen de una capacidad de pernocta adecuada que convirtiesen el resultado de la unión de San Isidro y Fuentes de Invierno en un destino turístico competitivo de estancia prolongada, más allá de las estaciones de día o fin de semana que actualmente son. Se proponen algunas de las zonas reservadas para uso hotelero previstas en el PRAT de San Isidro, aunque podrían añadirse otras a lo largo del margen izquierdo de la carretera LE-331 en dirección a la vertiente de Asturias.

El sector de Salencias está comprendido entre las cotas 1.500 y 1.837 m y presenta dos subzonas esquiables con 13,8 km de pistas según lo propuesto en este estudio. La primera conserva el nombre de Salencias y se corresponde con las pistas existentes que terminan en la base de la estación a 1.500 m de altitud. A través de ella, tras ligeras adecuaciones sobre el terreno, obtenemos conexión directa con la subzona Llana'l Fitu del Sector Fuentes de Invierno en ambos sentidos por pistas de dificultad media-baja.

De la resultante de una sustitución de los actuales telesquís de Salencias I y II por un nuevo Telecabina de 8 plazas que tras una estación intermedia en la cota 1.820 m conectaría directamente con el Sector de Cebolledo, nace la subzona que hemos denominado Toneo, un área de orografía favorable para la construcción de pistas de esquí comprendida entre los 1.690 y 1.837 metros que sirve de conexión esquiable directa en ambos sentidos con la subzona Llomba-Entresierras del Sector Fuentes de Invierno y con el Sector de Cebolledo.

De esta manera, la nueva subzona Toneo se convierte en el eje estratégico más importante sobre el que giraría las conexión directa de la zona hotelera y residencial a pie de pistas con el resto de sectores de la estación. Pero además, se le dota de una adecuada oferta de pistas de dificultad baja y media que la convierten en un área excelente para el esquí comercial de usuarios que se inician en este deporte. Para mayor importancia, se trata de un espacio ideal en el cual ubicar una de las áreas de freestyle de la estación, con sus correspondientes líneas y módulos de snowpark y dotado de remonte propio.

La importancia que cobra el Sector de Salencias en la unión de las estaciones de San Isidro y Fuentes de Invierno, hace necesaria la instalación de un sistema eficiente de producción de nieve, con la creación de una nueva balsa de almacenamiento de agua aprovechando una vaguada ubicada tras la actual estación de retorno del telesquí de La Raya, la cual recibe aportaciones de agua de manera natural procedentes del deshielo de las laderas del Pico Toneo.

La instalación de nieve producida en este sector se hace especialmente importante para la pista que conecta con el Sector de Cebolledo por tener esta una orientación no muy favorable. No obstante, en época de falta de nieve en esta pista (especialmente al final de temporada), la conexión esquiable con Cebolledo desde el pie de pistas de Salencias se mantendría bien mediante el Telecabina o bien enlazando pistas entre los sectores de Fuentes de Invierno y de Riopinos, manteniendo igualmente como en la actualidad la conexión por carretera. El uso en esta pista de material sintético Neveplast®, al que se alude más adelante, sería también recomendable para su aprovechamiento en épocas de poca nieve.

En la tabla de detalle de pistas que mostramos a continuación se indican en la columna “INA”, las pistas que deberían contar con cañones de nieve de baja presión en este sector, haciendo referencia al estudio aproximado de inversiones más adelante.

 

Telecabina “San Isidro” en Salencias como instalación estratégica de dinamización

Consecuencia de la reciente iniciativa de Presupuestos Participativos promovida por la Diputación Provincial de León, la Asociación de Vecinos de la Estación Invernal San Isidro presentó para su estudio una propuesta para la instalación de un Telecabina en San Isidro que ha sido sometida a votación ciudadana bajo la idea de que esta infraetructura supondría un revulsivo que arrastraría nuevas inversiones transformadoras de San Isidro y de toda su zona de influencia.

Compartimos con la Asociación de Vecinos de San Isidro la propuesta planteada, incluyéndola en este estudio de planeamiento dentro del Sector de Salencias y convirtiéndolo en el eje principal de unión no solo de San Isidro con Fuentes de Invierno sino también de los sectores de Salencias y Cebolledo, haciendo del sector de Salencias el núcleo central de la estación desde el cual distribuir a los usuarios por todo el dominio esquiable.

La peculiaridad de este telecabina radicaría en que partiendo de la cota 1.500 m, ascendería siguiendo aproximadamente la línea de los actuales telesquís hasta la cota 1.820 m, en la que se ubicaría una estación intermedia que permitiría bien desembarcar para hacer uso esquiable del Sector de Salencias, bien hacer uso del subsector Toneo y su Snowpark, bien desembarcar para dirigirse por diferentes pistas hacia el Sector Fuentes de Invierno y Cebolledo o bien continuar el trayecto descendiendo hasta la base del Sector de Cebolledo en la cota 1.660 m.

La capacidad remontadora del mismo lo convertiría en el remonte principal de la estación, facilitando una disminución de vehículos en el Sector de Cebolledo y la eliminación del actual servicio de autobuses Salencias-Cebolledo, con una significativa reducción de costes para la estación y aumentando la comodidad al usuario.

El Telecabina “San Isidro” permitiría igualmente la desestacionalización del turismo, al servir durante los meses de verano como atracción turística tanto como acceso peatonal para los usuarios que quieran disfrutar de un agradable paseo por el subsector Toneo, como acceso a un BikePark que podría acoger este Sector, como para esquí de verano.

Gracias a los avances tecnológicos y de investigación de los últimos años, hablar de esquí de verano fuera de glaciares es una actividad deportiva que hoy en día se hace posible gracias a materiales como Neveplast®, una alfombra de PVC con un coeficiente de deslizamiento muy similar a la nieve que ya es utilizado en diferentes estaciones del mundo para esquí de verano y que está suponiendo una verdadera revolución para que las estaciones puedan ser aprovechadas los 365 días al año.

Dotar a las pistas Los Piornos y La Laguna de una instalación de Neveplast® permitiría el esquí en San Isidro durante todo el año, asegurando además la explotación del Sector de Salencias en épocas de poca nieve. El creciente interés por la competición en nuestro país convertiría además a San Isidro en un referente para el entrenamiento del esquí alpino en el Norte de España, pudiendo atraer gran variedad de equipos y clubs a realizar entrenamientos fuera del periodo invernal.

Al convertirse Salencias en el núcleo principal de acceso a la estación, sería necesario dotarlo de más plazas de aparcameinto así como de un edificio de servicios que albergase taquillas, escuela de esquí, alquiler de material, cafetería y oficinas. Proponemos una ampliación y modernización del edificio que alberga el Hostal Pico Agujas, pudiendo reaprovechar la inversión realizada hace pocos años en la cafetería.

 

SECTOR DE CEBOLLEDO

El sector de Cebolledo está comprendido entre las cotas 1.660 y 2.020 m, con un total de 12,1 km de pistas de esquí alpino y entre 5 y 12 km de pistas de esquí de fondo, según lo propuesto en este estudio. Cebolledo ha sido durante más de 40 años el núcleo principal de la estación de San Isidro y presenta en su base una notable saturación debido, según nuestro modo de ver, a una incorrecta planificación histórica.

La construcción en los años 70 de una carretera de acceso a este sector desde Salencias en lugar de una infraestructura de transporte por cable, junto con el dimensionamiento de unos aparcamientos que han ido creciendo para dar acogida al grueso de vehículos, ha provocado su aspecto actual, degradando su naturalidad como circo glaciar. Si a esto le unimos la existencia de edificaciones dispersas, algunas de ellas conservadas desde los años 70 y reutilizadas como despachos y otras de principios del presente siglo que hacen las veces de edificio de servicios o de escuelas de esquí, obtenemos un sector que resulta desorganizado, incómodo para los usuarios en jornadas de gran afluencia y con un espacio “de embudo” muy limitado y altamente saturado.

En este estudio de planeamiento vamos a asumir la actual distribución de la base del Sector de Cebolledo. Sin embargo creemos que sería conveniente un estudio basado en una reorganización de las dotaciones de servicios existentes, teniendo en cuenta la nueva condición de Salencias como núcleo principal con acceso a este por telecabina.

Desde Cebolledo se tiene conexión en ambos sentidos con los Sectores de Salencias, Riopinos y Requejines, manteniéndose Cebolledo como la zona emblemática y núcleo central de la estación.

El grueso de las inversiones propuestas en este estudio para Cebolledo se centran en la sustitución del actual Telesilla Onofre Quintanilla por un Telesilla Cuatriplaza desembragable que agilice la conexión con el Sector de Riopinos y reduzca los tiempos de espera en colas.

La mejora, modernización y ampliación de los sistemas de nieve producida sería otro de los aspectos fundamentales para garantizar las mejores condiciones de nieve posibles en sus pistas más comerciales (verdes, azules y rojas), sobre todo al inicio de la temporada.

Resultante de la ubicación de un nuevo medio mecánico en el Sector de Riopinos que terminaría en la cota 2.020 m con la divisoria de aguas vertientes, surge una nueva pista que hemos denominado “Alto Porma”, de dificultad “negra” para esquiadores expertos.

Otra de las actuaciones propuestas en el presente estudio de planeamiento es la mejora de las pistas de Skicross en las conocidas como “Hoyas de Cebolledo” mediante movimientos de tierra y de rocas, que permitan su apertura durante más jornadas, así como instalación de productores de nieve en la pista Skicross II.

Igualmente se hace necesaria la adopción de medidas para la protección de las pistas así como la instalación de sistemas fijos de provocación de aludes en determinados puntos conocidos que faciliten mediante detonación la caída de la nieve, como medida preventiva para garantizar la seguridad de los usuarios en épocas de fuerte innivación.

En la tabla de detalle de pistas que mostramos a continuación se indican en la columna “INA”, las pistas que deberían contar con cañones de nieve de baja presión en este sector, haciendo referencia al estudio aproximado de inversiones más adelante.

El Sector de Cebolledo acogería igualmente la oferta esquiable de los circuitos de esquí de fondo, con una longitud de entre 5 y 12 km de pistas pisadas y balizadas.

Sería recomendable, con vista a la promoción en la estación de la modalidad de esquí de fondo, que al menos una parte circular de uno de estos circuitos (la correspondiente a la pista denominada “Entrenamiento”) contara con sistema de nieve producida para garantizar su apertura durante más jornadas en épocas de menor acumulación de nieve.


SECTOR DE RIOPINOS

El sector de Riopinos está comprendido entre las cotas 1.650 y 2.020 m, con un total de 11 km de pistas de esquí alpino, según lo propuesto en este estudio. Por su ubicación, Riopinos se abre a un valle diferente, perteneciente al Municipio de Valdelugueros, ampliando la influencia de la estación hacia el Valle del Curueño. Cuenta asimismo con un acceso por carretera y aparcamiento propios, situando a San Isidro por este acceso a tan solo 68 km de la ciudad de León.

Riopinos cuenta en la actualidad con una pequeña zona de servicios consistente en taquillas, cafetería y alquiler de material. Dispone también de una zona de debutantes o jardín de nieve propia, por lo que además de ser un punto de recepción de usuarios, es adecuado para todos los niveles.

En este estudio de planeamiento, Riopinos cobraría especial trascendencia, con actuaciones que consiguen aumentar su dominio esquiable y la conexión en ambos sentidos con la estación de Fuentes de Invierno a través de un nuevo telesilla de 4 plazas llamado “Valdelugueros”.

Hemos descartado la idea tradicional (y a nuestro modo de ver, demasiado simple) de un remonte desde la base de Riopinos hasta el Pico de la Llomba, ya donde se accedería a Fuentes de Invierno, por dos motivos. El primero es evitar la saturación de usuarios en la zona de desembarque tanto de este remonte como del Telesilla Llomba procedente de Fuentes de Invierno, debido al poco espacio existente.

El segundo y más importante motivo es conseguir elevar el desnivel esquiable en este sector hasta la cota 2.020 m para, desde su llegada, además de conectar a través de dos pistas con Fuentes de Invierno, que hemos denominado “Transcantábrica” (roja) y “Japoneses” (negra), elevar el inicio de la pista azul “Del Oso” por la cornisa que transcurre hasta lo alto del Pico Toneo y crear una nueva pista negra en el Sector de Cebolledo denominada “Alto Porma”, a la que anteriormente se ha hecho referencia. Resultado de este nuevo remonte es también una nueva pista roja que hemos llamado "Curueño". El retorno esquiable desde Fuentes de Invierno se realizaría mediante una nueva pista que hemos denominado “Argüelles”.

Junto con este nuevo remonte, y manteniendo el actual Telesilla Riopinos de 2 plazas, se crea una nueva zona esquiable entre las cotas 1.665 y 1.945 m en el valle que asciende a mano derecha hasta las inmediaciones del Pico Roldán. De esta nueva zona se obtienen tres nuevas pistas (dos rojas y una negra) que hemos denominado respectivamente “El Corzo”, “La Raposa” y “Roldán”, las cuales albergarían, además, el nuevo estadium de entrenamiento y competición, con un desnivel de 290 m y homologación FIS de pistas de SL, GS y SG, convirtiendo a Riopinos en el núcleo del esquí de competición en toda la estación.

Para complementar la actividad de Esquí Alpino y aprovechando la apuesta que el Ayuntamiento de Valdelugueros ha realizado durante los últimos años por el esquí de fondo y el mushing (trineo con perros) en el cercano Puerto de Vegarada, este ofrecería en la cota 1.500 m un circuito de esquí nórdico de 6 km de longitud así como diferentes rutas para raquetas de nieve y variedad de opciones para el esquí de travesía o de montaña con ascensiones a picos de más de 2.000 m desde los cuales se contemplan impresionantes panorámicas de la Cordillera Cantábrica.

La actual carencia de producción de nieve en este sector obliga a dotarlo de productores de nieve así como una balsa de almacenamiento de agua ubicada por debajo del actual aparcamiento que captaría el agua de deshielo de todo el valle. Una correcta adecuación de algunas de las pistas existentes obligaría a realizar movimientos de tierra para mejorar su base y drenaje. En la tabla de detalle de pistas que mostramos a continuación se indican en la columna “INA”, las pistas que deberían contar con cañones de nieve de baja presión en este sector, haciendo referencia al estudio aproximado de inversiones más adelante.

Por la importancia que asumiría el Sector de Riopinos en el conjunto de la estación debido a la diversidad de posibilidades que ofrece, creemos muy necesario que el Ayuntamiento de Valdelugueros avance en un planeamiento urbanístico en su base para que pueda acoger dotaciones hoteleras a pie de pistas, ya que en la actualidad no cuenta con suelo disponible para este uso.

Que Riopinos cuente con alojamiento diverso a pie de pistas sería fundamental para mantener unos flujos de dimensionamiento adecuados en todo el conjunto del proyecto, más si pensamos en la oportunidad que tendría este sector para acoger eventos de competición, dando a toda la zona de influencia una mayor importancia y aumentando su capacidad de acogida.


SECTOR DE REQUEJINES

El sector de Requejines está comprendido entre las cotas 1.800 y 2.110 m, con un total de 7,1 km de pistas de esquí alpino, según lo propuesto en este estudio. Se trata de la zona de mayor altitud media de toda la estación y desde la cual se accede al mayor desnivel esquiable de todas las estaciones de esquí de la Cordillera Cantábrica hasta la base de la estación (610 m de descenso continuo).

Manteniendo el planteamiento actual de Requejines, la actuación fundamental está basada en una prolongación del existente Telesilla de 4 plazas hasta la divisoria de aguas, en la cota 2.110 m. Con ello se obtiene una ligera ampliación de las pistas “Las Liebres” y “Valle del Silencio”, así como el acceso a un nuevo sector esquiable que hemos denominado “Redipuertas” y que veremos más adelante. Para facilitar el uso de esquiadores de nivel medio, la prolongación de la pista azul “Las Liebres” en su parte superior aprovecharía el trazado de un camino de servicio existente.

La prolongación del Telesilla de 4 plazas hace posible además el acceso a nuevas zonas muy aptas para el esquí en su modalidad “Freeride” que transcurren por las laderas del Pico Cuerna y desembocan en toda la trayectoria del Valle del Silencio. Esto, junto con el acceso al nuevo Sector Redipuertas hacen de Requejines un área que ofrece pistas para todos los niveles, con la particularidad de ser el área de la estación que más nieve acumula a lo largo de toda la temporada debido a su orientación y altitud.

La actual carencia de nieve producida en este sector obliga a dotarlo de productores de nieve así como una balsa de almacenamiento de agua ubicada a continuación de la zona de embarque del telesilla que captaría el agua de deshielo de todo el valle. En la tabla de detalle de pistas que mostramos a continuación se indican en la columna “INA”, las pistas que deberían contar con cañones de nieve de baja presión en este sector, haciendo referencia al estudio aproximado de inversiones más adelante.

Las actuaciones se completarían con la instalación de un telecuerda entre el retorno del Telesquí de Debutantes y la Cafetería El Rebeco que haría más cómodo el acceso de los esquiadores de menos nivel a la cafetería y a la cinta “El Rebeco”.
Aprovechando la cota máxima de la estación, proponemos la instalación de un mirador metálico panorámico en la cota 2.110 m, desde el que se contemplarían unas vistas únicas de toda la Cordillera Cantábrica y de los Picos de Europa, con un panel informativo con las leyendas y altitud de las montañas divisables.

 

SECTOR DE REDIPUERTAS

Resultado de la prolongación del Telesilla de 4 plazas de Requejines la estación se abre a un nuevo sector orientado al Freeride y para esquiadores de nivel avanzado. El sector de Redipuertas se abre hacia la vertiente del Municipio de Valdelugueros y está comprendido entre las cotas 1.860 y 2.110 m, con un total de 3 km de pistas de esquí alpino.

Pese a tener una orientación SW no demasiado favorable para la explotación comercial de pistas, su altitud junto con su forma de circo y su disposición transversal lo hacen adecuado para emprender esta ampliación, conservándose la nieve hasta prácticamente el final de la temporada.

Este sector toma su nombre de la localidad de Redipuertas, ubicada en el final del valle a una altitud de 1.300 m. La posibilidad de contar con una explotación de esquí propio se plantea mediante la instalación de un único telesquí que da acceso a cuatro pistas de dificultad azul, roja y negra.

Su peculiar ubicación lo convierten en una especie de sector aislado de gran atractivo que, en las épocas de mayor acumulación de nieve, permite además un itinerario esquiable hasta la misma localidad de Redipuertas, salvando un desnivel de más de 800 metros y una longitud de 5,5 km esquiables.

Por sus singulares características no se plantea la instalación de nieve producida, aunque no se descarta para futuros planes de mejora.

 

SECTOR DE FUENTES DE INVIERNO

La estación de Fuentes de Invierno, inaugurada en el año 2007 en la vertieinte asturiana del Puerto de San Isidro, está comprendida entre las cotas 1.495 y 1.950 m, con un total de 11,4 km de pistas de esquí alpino, según lo propuesto en este estudio.

Aunque el conjunto de la estación actual podría funcionar adecuadamente como un nuevo sector de San Isidro fruto de la unión de ambas estaciones a través de los Sectores de Salencias y de Riopinos como se ha indicado previamente en este estudio, hemos creído necesario realizar una ligera ampliación hacia una zona que hemos denominado “El Lago” mediante la construcción del Telesilla de 4 plazas “Del Ajo”, que dotaría de esquí propio a esta zona mediante la construcción de 3 nuevas pistas.

Además, hemos previsto la conexión de vuelta hacia el subsector “Toneo” a través de un nuevo Telesilla de 4 plazas que hemos denominado “Toneín”, con una nueva pista de retorno hacia Fuentes de Invierno llamada “Principado”. Las actuaciones se complementarían con una nueva pista azul denominada “Variante Entresierras” así como con una cafetería con servicios de restauración en la cota media, actualmente inexistente.

La actual carencia de nieve producida en este sector obliga a dotarlo de productores de nieve así como una balsa de almacenamiento de agua ubicada en una zona junto al desembarque del telesilla “Llana El Fitu”. En la tabla de detalle de pistas que mostramos a continuación se indican en la columna “INA”, las pistas que deberían contar con cañones de nieve de baja presión en este sector, haciendo referencia al estudio aproximado de inversiones más adelante.

En la siguiente panorámica podemos contemplar el punto exacto de conexión hacia Fuentes de Invierno desde Salencias, concretamente a través del nuevo subsector “Toneo”, al que se accedería desde la estación intermedia del Telecabina “San Isidro”.

Para un funcionamiento pleno y eficiente de este sector se hace necesaria la conexión eléctrica de toda la estación a la línea que alimenta de energía eléctrica a la estación de San Isidro, ya que Fuentes de Invierno ha funcionado hasta la fecha con generadores de gasoil.

Consideramos que dado su actual funcionamiento como estación de esquí independiente, el resto de dotaciones y servicios estarían perfectamente cubiertos, sin que fuera necesaria la construcción de nuevas edificaciones, aparcamientos etc.

 

2.6. Características técnicas de las pistas

Resultado de la sectorización propuesta, obtenemos las pistas que se indican en la siguiente tabla. Para cada una de ellas se ha especificado su numeración, denominación, el sector al que corresponden, cota de salida, desnivel, longitud inclinada, pendiente media, categoría y equipación de nieve producida. También se indica si su construcción o adecuación requiere movimiento de tierras así como el coste estimado de este.

3. EQUIPAMIENTO DEL DOMINIO ESQUIABLE

3.1. Equipamientos mecánicos

A partir de las instalaciones existentes y teniendo en cuenta la definición de dominio esquiable descrita en el capitulo II de este estudio, se ha equipado la estación con el parque de remontes descrito a continuación. En la siguiente tabla se han representado los remontes ya existentes, los nuevos remontes propuestos así́ como sus principales características.

Para cada remonte se ha especificado la cota de salida y llegada, el correspondiente desnivel, la longitud de la instalación, la capacidad de los vehículos, el caudal en personas por hora y su coste aproximado.

3.2. Nieve producida

Son varios los factores que hacen necesaria la realización de una instalación de de nieve artificial (INA):

  1. Garantizar una cobertura de nieve confiable durante toda la temporada de esquí, independientemente de las condiciones climáticas naturales. Esto es especialmente crucial al comienzo y al final de la temporada, cuando las nevadas pueden ser escasas.
  2. Prolongar la temporada de esquí, incluso cuando no hay suficiente nieve natural, atrayendo a esquiadores y generando ingresos durante períodos de menor precipitación.
  3. Medio de apoyo para la falta de nieve natural en cotas bajas o en laderas mal expuestas.
  4. La necesidad de asegurar la permanencia de la nieve en puntos estratégicos como enlaces entre sectores, remontes, etc.
  5. Garantizar la longevidad de la nieve en zonas castigadas por el importante flujo de esquiadores (zonas de debutantes, pistas más atractivas...)
  6. Proporciona una ventaja frente a otras estaciones de esquí que dependen únicamente de la nieve natural. Esto puede ayudar a atraer a más esquiadores y mantener la viabilidad económica a largo plazo.

En la tabla que se muestra a continuación se indican las pistas que deberían contar con una instalación de nieve artificial. Se ha dado particular importancia a los ejes estratégicos de la estación con la finalidad de explotar el dominio esquiable en las mejores condiciones posibles en caso de falta de nieve.

 

Debido a la importancia que cobra en el proyecto poder mantener y asegurar la nieve hasta las cotas más bajas, se hace vital una instalación de nieve artificial de gran eficiencia. Del análisis de pistas que precisan instalación de nieve artificial deducimos que una buena parte de la inversión total descrita más adelante deberá destinarse a estas dotaciones.

 

3.3. Maquinaria de pistas

Las máquinas pisapistas desempeñan un papel crucial en la preparación, seguridad y mantenimiento de las pistas de esquí junto con su acondicionamiento. Este tiene la doble función de regularizar la superficie de las pistas además de mejorar la conservación de la capa de nieve por compactación de la misma. Contribuyen a proporcionar una experiencia de esquí de alta calidad, mejorar el rendimiento de los esquiadores y garantizar la satisfacción de los visitantes en la estación de esquí.

Además de las máquinas pisapistas, las motos de nieve son imprescindibles para agilizar los desplazamientos del personal de mantenimiento (ya sea de remontes, de la instalación de nieve artificial o de pistas) durante maniobras que requieran una intervención rápida.

De igual manera son necesarios vehículos todoterreno para desplazamientos del personal de mantenimiento y de obras en verano.

Gracias al parque de maquinaria con el que ya cuentan ambas estaciones, la necesidad de ampliar estos elementos se ve reducida, si bien, para garantizar la máxima eficiencia en el trabajo y acondicionamiento de la estación, estimamos que debería ampliarse con la adquisición de dos máquinas pisapistas, dos motos de nieve y dos vehículos todoterreno adicionales.

 

3.4. Servicios de acogida, aparcamientos y restauración

Las infraestructuras de acceso y estacionamiento de pie de pistas se han de dimensionar en función de la afluencia de vehículos, para lo cual se hacen unas hipótesis sobre el tipo de transporte utilizado.

En el conjunto de la estación existen tres accesos principales como hemos mencionado al inicio del estudio. El principal se realiza por el Puerto de San Isidro en sus vertientes leonesa (LE-331) y asturiana (AS-253). Existe también un acceso por carretera a uno de los sectores de San Isidro (Riopinos) a través de la vertiente leonesa del Puerto de Vegarada (LE-321), sin conexión por Asturias este último.

Vemos necesaria una importante actuación en el acceso al Puerto de San Isidro por la vertiente Asturiana, especialmente en el tramo conocido como “Riofrio” por la presencia de aludes en esta zona, haciéndose necesaria la prolongación del actual sistema de viseras en un tramo de aproximadamente 2 km. La inversión de esta actuación quedaría fuera del plan de inversiones del presente estudio, debiendo ejecutarla la administración competente, en este caso, el Gobierno del Principado de Asturias.

En lo relativo a los aparcamientos, dada la importancia que adquiere el Sector de Salencias como núcleo hotelero, residencial y de acceso principal a todo el dominio esquiable, vemos necesaria la ampliación de las actuales plazas de aparcamiento, mediante la construcción de nuevos parkings en las zonas próximas al actual aparcamiento ubicado tras el Hostal Pico Agujas y siguiendo la línea de la carretera en dirección al límite entre León y el Principado de Asturias.

En cuanto a los servicios de acogida, se hace necesario reforzarlos y aumentarlos especialmente en dos de los puntos principales de acceso, concretamente en el Sector de Salencias y en el Sector de Riopinos.

En función de esta premisa, los servicios de acogida básicos en los mencionados pies de estación deberían incluir:

  • Servicio de información y venta de forfaits.
  • Centro de asistencia sanitaria.
  • Escuela de esquí.
  • Alquiler de material.
  • Guardería.

Estos servicios, además de aumentar la sensación de confort del cliente, suponen un complemento no despreciable en los ingresos de la estación, por lo que deben ser diseñados con atención para facilitar su acceso y utilización.

En cuanto a la restauración, es necesario disponer de una oferta variada tanto en pie de estación como en zonas de pistas. Los tipos de establecimientos a considerar son 3:

  • Restaurante de un cierto nivel, en pie de pistas, que ofrezca un buen servicio y calidad, destinado a un mercado de nivel adquisitivo alto y media edad.
  • Cafetería-self service, en pie de estación, destinada a todos los públicos, con niveles de calidad estándar.
  • Bares en pistas con terraza, destinado mayoritariamente a los jóvenes pero que es utilizado ocasionalmente por todo tipo de público, con resultados económicos muy satisfactorios.

En base a estas tres tipologías, sería necesario un estudio de estimación del número de comensales medio, a partir del cual se dimensionarían tanto las infraestructuras y el personal necesario como los ingresos que proporciona.

Consideramos que algunos de los servicios de restauración existentes pueden mantenerse, especialmente los actuales de Cebolledo, El Rebeco, base de Fuentes de Invierno y cafetería-restaurante de Salencias (recientemente remodelada).

Sin embargo, sí serían necesarias actuaciones en nuevos edificios de servicios para los sectores de Salencias y Riopinos, así como una cafetería con servicios de restauración en la cota intermedia de Fuentes de Invierno.


4. VALORACIÓN DE LA INVERSIÓN

Es necesario advertir previamente que las cantidades indicadas en este apartado relativo a inversiones son estimativas a nivel de estudio de planeamiento respecto de los costes de desarrollo de proyectos similares, debiendo de concretarse en el proyecto final de detalle que necesariamente tendrán que desarrollar estudios profesionales de ingeniería dedicados a la construcción y ampliación de estaciones de esquí.

Dicho esto, el cálculo de inversiones estimativas en el proyecto sería el siguiente:

  • Inversión estimada en remontes mecánicos: 37,1 M€
  • Inversión estimada en acondicionamiento de pistas: 3,5 M€
  • Inversión estimada en instalación de nieve artificial: 19,7 M€
  • Inversión estimada en estudios y proyectos: 1,1 M€
  • Inversión estimada en edificios de servicios: 2,5 M€
  • Inversión estimada en parkings: 0,6 M€
  • Inversión estimada en maquinaria: 0,5 M€

INVERSIÓN ESTIMADA TOTAL: 65 M€


5. EQUIPAMIENTOS INMOBILIARIOS Y DE OCIO

Dada la tipología de estación de esquí que se propone desarrollar (ligada a una estancia de cierta duración), ésta lleva asociada varios proyectos inmobiliarios, situados en el área de influencia. La existencia de un PRAT desarrollado para la Estación de San Isidro que establece los diferentes usos del suelo en el Sector de Salencias hace posible que se prevean desarrollos hoteleros en esta zona.

Dentro del Plan Director de ampliación y unión de las estaciones de San Isidro y Fuentes de Invierno debería de contemplarse cómo poner a disposición suelo para conseguir una oferta de plazas hoteleras bien dimensionada, así como invitar a los diferentes agentes turísticos a participar en el proyecto mediante una fórmula de gestión público-privada, mediante un sistema de venta conjunto “forfait + hotel” operando como un mayorista de viajes, como se indicaba en la introducción del presente estudio.

Los nuevos desarrollos inmobiliarios deberían priorizar la construcción hotelera frente a la residencial, que ya cuenta con un importante desarrollo en la estación. De esta manera se conseguiría una oferta atractiva para estancias de media y larga duración (5 ó 7 días), de lo que actualmente carece la estación.

Las infraestructuras y servicios que acompañarán a los equipamientos inmobiliarios tendrán una importancia capital para asegurar un cierto nivel de confort, y abarcarán parkings verticales, zonas peatonales, tiendas, bares y restaurantes, ocio, etc. lo que supondrá una fuente más de puestos de trabajo.

Además de lo dicho anteriormente, se tendrá que tener en cuenta que la rentabilidad de las infraestructuras de alojamiento quedará comprometida si la oferta de esquí no viene acompañada por otros servicios que abarquen las “cuatro temporadas” y que permitan un modelo de desarrollo integrado.

Este sistema será complementado con infraestructuras turísticas de segundo orden, a menor escala, como puede ser el turismo rural y otro tipo de actividades de naturaleza en los valles de influencia.

El desarrollo de este tipo de actividades ha de permitir rebajar la estacionalidad y aumentar la fidelización. El desarrollo sinérgico de diferentes actividades tiene la virtud de aunar esfuerzos, mejorar los beneficios para los promotores y estimular la creación de empleo y las pequeñas iniciativas empresariales de la zona.


6. CONCLUSIONES

La ampliación y unión de las estaciones de San Isidro y Fuentes de Invierno propuesta en el presente estudio de planeamiento convertiría a San Isidro en el mayor resort de esquí del noroeste de España y uno de los principales de todo el ámbito nacional.

Para que este estudio pueda convertirse en realidad necesita obligatoriamente del apoyo de los Gobiernos de León, Castilla y León y Principado de Asturias. Bajo mi punto de vista el proyecto de ampliación y unión de ambas estaciones debería de ser liderado por la Diputación de León, propietaria de la estación de San Isidro, realizando la contratación inicial de un gabinete de ingeniería que comenzase a trabajar en el Plan Director y proyectos de detalle. Recomiendo a la empresa andorrana Serveis i Equipaments de Muntanya S.A.U. (SEMSA) como encargada de la realización de todos los proyectos necesarios y dirección de obras, por su dilatada trayectoria internacional en diseño y ampliación de estaciones de esquí, así como por haber sido la adjudicataria del diseño y obras de Fuentes de Invierno y de diferentes trabajos también en San Isidro.

Creo firmemente en la viabilidad tanto técnica como económica del proyecto: en primer lugar, el escalonamiento de las inversiones es técnicamente viable ya que es posible realizar una explotación parcial del dominio hasta la consecución definitiva del proyecto global. Añadir que, en la práctica, el número de infraestructuras que pueden ser construidas simultáneamente es limitado, por lo que es imprescindible que se escalonen temporalmente. La simulación financiera estimada muestra el buen comportamiento de la inversión, siempre y cuando se cuente con el respaldo de la Administración al inicio del proyecto, en forma de ayudas a fondo perdido, fondos europeos “Next Generation”, créditos blandos y/o exenciones fiscales. Esta participación de la Administración creemos que queda plenamente justificada por los efectos positivos que supone el proyecto a nivel de potenciación de la actividad socio-económica de unas comarcas de montaña fuertemente deprimidas.

Las posibilidades que ofrece el dominio esquiable para crear una estación como la que se propone no la coloca en una situación de competencia directa frente a otras estaciones de la Cordillera Cantábrica, sino que la orienta a otro tipo de clientela de procedencia más lejana que prolongará su estancia, sumándose así componentes de desarrollo. Por todo ello considero que la estación propuesta en este estudio de planeamiento tiene las cualidades y posibilidades para poder alcanzar un nivel de servicio y acogida semejante al de estaciones del Pirineo.

David Iriondo Tejerina, mes de mayo de 2023.
Empresario.
Técnico Deportivo, entrenador y formador de Esquí Alpino.
Presidente de la Federación de Deportes de Invierno de Castilla y León.
Director de comunicación y responsable de coordinación técnica del proyecto de San Glorio (2004 – 2014).
Webmaster de San-isidro.net.


Agradecimientos:
Ignacio Baylón, "Tritu".
SEMSA

logoweb-bottom__452x78.png
Web de la Estación Invernal y de Montaña San Isidro
Alto Porma - Alto Curueño (León).
Teléfono de emergencias: 112
Seguridad en montaña: Canal 7-7 PMR

APP SAN ISIDRO

Disponible en App Store
Disponible en Google Play
logoweb-bottom__452x78.png
Web de la Estación Invernal y de Montaña San Isidro
Alto Porma - Alto Curueño (León).

APP SAN ISIDRO

Disponible en App Store
Disponible en Google Play

SÍGUENOS

© San-isidro.net 1999/2024 - Web desarrollada por Visuair Multimedia S.L.
© San-isidro.net 1999/2024 - Web desarrollada por Visuair Multimedia S.L.
Sin conexión a Internet