Imprimir

Un alud corta el puerto de San Isidro y se queda a dos metros de un coche

Archivado en Noticias de San Isidro
El vehículo a unos pocos metros de ser arrastrado por el alud. Foto: FPM Extreme.
El vehículo a unos pocos metros de ser arrastrado por el alud. Foto: FPM Extreme.

Un alud sepultó la carretera del puerto de San Isidro y se quedo a un par de metros de un coche, que tuvo tiempo de frenar y evitar que la avalancha le cayera encima. El coche ha sufrido algunos desperfectos pero ninguna persona ha resultado herida.

Fue poco después de las cinco de la tarde, con la estación de esquí recién cerrada. En un día con pocos esquiadores porque el viento, con rachas muy fuertes, impidió que funcionaran la mayor parte de los remontes y sólo estuvieron abiertas las pistas de Salencias, en la base de la estación, en la zona más baja. 

De la acumulación de nieve en la zona por las últimas nevadas, especialmente la Nevadona de principios de febrero, dan cuenta los espesores registrados en la estación, que tiene entre 1,50 y  3,85 metros de nieve en polvo. En Fuentes de Invierno llegan a los 4 metros.

El alud cortó el tráfico en la parte asturiana de San Isidro. Una máquina fresadora acudió de inmediato al lugar de la avalancha para limpiar la carretera y comprobar que no había ningún vehículo atrapado debajo. El trabajo de limpieza impresionó a los viajeros de los coches detenidos en la carretera pues el alud tapaba completamente la máquina y la avalancha amenazaba con repetirse ya que la nieve se deslizaba por encima de la vía a unos cien metros. 

Los accesos a la estación estuvieron todo el día muy complicados ya que ha seguido nevando y era obligatorio el uso de cadenas tanto en la vertiente leonesa como en la asturiana.

El vehículo, con evidentes daños en el lateral izquierdo. Foto: FPM Extreme.
El vehículo, con evidentes daños en el lateral izquierdo. Foto: FPM Extreme.

** 8:45 h. Ampliación de la noticia

Según fuentes presenciales, al vehículo que aparece en las fotos el alud le cayó sobre de la puerta de atrás mientras subía en dirección al puerto, y tras acelerar el conductor al percatarse del mismo para tratar de salvarlo, el coche quedó mirando para abajo tras ser alcanzado.

El resultado fue todas las lunas rotas del lado del conductor, parabrisas fisurado, carrocería y nieve en vehículo y algún corte muy leve en la cara por los cristales.

 

Fotos del alud cortesía de FPM Extreme

Fuente: Diario de León

Últimos mensajes en los Foros de Debate