Imprimir

León deja sin suministro eléctrico a dos bloques de la urbanización de San Isidro

Archivado en Noticias de San Isidro
Exterior de los edificios Las Peñas I y II, en San Isidro.
Exterior de los edificios Las Peñas I y II, en San Isidro.

La llegada de la línea eléctrica al entorno de la estación invernal de San Isidro, que se suponía una muy buena noticia, se ha convertido en una auténtica pesadilla para algunos vecinos de las urbanizaciones construidas al albor del complejo invernal.

Los propietarios de dos de los bloques de apartamentos, "Peñas I y II", denuncian que la Diputación de León les ha dejado sin luz y para darles el servicio a través del nuevo tendido la empresa Iberdrola, a la que el Gobierno provincial le cedió la línea, les pide que paguen el enganche a razón de 1.434,27 euros por kilovatio solicitado, lo que para estos dos edificios supondría un desembolso de más de cuatro millones de euros.

En concreto, según explican los afectados, la Diputación de León les insta a contratar para cada edificio una potencia de 1.494 kilovatios a un precio de 1.434,27 euros, lo que les obligaría a pagar, entre los 150 apartamentos de cada inmueble, más de 2,1 millones de euros para poder engancharse a la línea. Más de 4 millones entre los dos.

Los portavoces de la comunidad de propietarios del edificio "Peñas I", denuncian que "cuando la Diputación de León le vendió los terrenos a la constructora, lo hizo con la calificación de suelo urbano consolidado, lo que quiere decir que debería de tener los servicios básicos a pie de parcela, es decir, saneamiento, agua y electricidad".

Sin embargo, el retraso en la llegada de la línea eléctrica provocó los primeros problemas. "Nos instalaron como solución alternativa los generadores de gasoil que usamos hasta ahora", explicaron los vecinos, que agregaron que la Diputación ya ha iniciado la retirada de los generadores, que culminará precisamente hoy, por lo que el edificio ya se encuentra sin luz. "Nosotros compramos unas viviendas con todos los servicios y ahora se nos pretende privar del suministro eléctrico y hacernos pagar una millonada por él", señalan los afectados, que consideran "ilegal" la forma de proceder de la Diputación de León al dejar los edificios sin conexión a la línea.

Cuevas, una de las propietarias afectadas, explicó que en el edificio "hay gente que tiene su primera residencia y han tenido que irse porque los han dejado sin luz". Otros vecinos, explica, "tienen su puesto de trabajo en la estación de San Isidro, y ahora se encuentran con que en su vivienda no tienen luz, ni margen para buscar una solución. La Diputación y la empresa nos exigen que todo el edificio se dé de alta porque sino no harían la conexión aun pagándola".

Fuente: La Nueva España

Últimos mensajes en los Foros de Debate