Imprimir

San Isidro crece hacia el Norte

El estudio de la estación de esquí Fuentes de Invierno, en la vertiente asturiana de San Isidro, que ha elaborado para el Principado de Asturias el arquitecto Benjamín Gras del Castillo, contempla la ejecución de un complejo deportivo y turístico que se enclava en la zona conocida como los Tubos del Toneo, donde existen unas altitudes de entre 1981 y 2094 metros. La planificación prevé la ejecución en una primera fase del número suficiente de infraestructuras para tener una estación completamente operativa, al tiempo que planifica para el medio plazo una ampliación de las instalaciones.

En la primera fase, que el Principado prevé comenzar a ejecutar este verano para concluir las obras en los últimos meses del año próximo, Fuentes de Invierno contará con cinco remontes que darán servicio a 17 pistas, además de un itinerario para esquí de fondo, un snowpark, el edificio de recepción y servicios, además de todas las estructuras de abastecimiento y saneamiento.

El diseño de la zona esquiable -37,4 hectáreas- se ha concebido, según el arquitecto, con la intención de dar servicio a la totalidad de la estación con el número mínimo de remontes, y por otro lado las pistas se han planificado para optimizar las características naturales de la zona, de forma que se utilicen las laderas con perfiles más favorables para la práctica del esquí y las de mejor orientación de cara a la conservación de la nieve, casi todas Norte y Nordeste.

De las 17 pistas, habrá cinco verdes para esquiadores debutantes, seis azules de escasa dificultad, cinco rojas para deportistas experimentados y una negra, de dificultad muy elevada.

Los costes del proyecto

En cuanto a la valoración económica de la estación, el estudio considera que para poner en marcha esta primera fase de Fuentes de Invierno será necesaria una inversión de 10,8 millones de euros que el Principado financiará con el plan de desarrollo de las cuencas mineras de la propia comunidad autónoma y un complemento con el del Gobierno central.

De este dinero, la mayoría -6.668.214 euros- se destinará a los remontes (tres telesillas, un telesquí y un tapiz rodante para debutantes), mientras que los accesos e infraestructuras de la estación requerirán 1.618.996 euros.

El edificio de recepción y servicios, que se lleva la siguiente partida presupuestaria en importancia con 1.363.309 euros, acogerá un área de recepción (despacho de forfaits, zona cubierta para el público, información, alquiler de equipos, escuala de esquí, enfermería, aseos y recogida de basuras), una zona administrativa, almacenes y hangares para los servicios de mantenimiento, además de una cafetería que incluirá un autoservicio, aseos y una terraza-solarium exterior.

El edificio, ya ha sido diseñado por el arquitecto Benjamín Gras, ha sido además concebido con el objetivo de minimizar su impacto visual.

Las inversiones de esta primera fase de Fuentes de Invierno se completan con 786.480 euros para maquinaria y equipos, y los 363.041 que se destinarán a la adecuación de las propias pistas.

En una segunda fase está previsto invertir otros 5,8 millones en la instalación de sistemas de nieve artificial (casi 3,5 millones), un nuevo edificio de servicios en la zona alta de la estación, adquisición de más maquinaria, la ampliación del aparcamiento y la instalación de otro remonte.

Fuente: Diario de León

Últimos mensajes en los Foros de Debate