Imprimir

Conectar San Isidro y Fuentes requiere un nuevo remonte

La memoria descriptiva del proyecto de la estación de esquí asturiana de Fuentes de Invierno ya contempla la futura conexión con la de San Isidro, para lo que se advierte que será necesaria la instalación de un nuevo remonte en las instalaciones leonesas.

A la espera de esta dotación, la concepción de Fuentes de Invierno persigue establecer la conexión directa con San Isidro, tanto de ida como de retorno, que se efectuará a través de las vertientes orientadas al Suroeste del valle de Riopinos, situadas en la vertiente leonesa.

El informe explica que esta orientación y las fuertes pendientes de la zona hacen necesario que se abran caminos con poca inclinación que facilite el trasvase de los esquiadores menos expertos entre las dos estaciones.

En la vertiente asturiana se consigue este enlace a través de su futura pista azul, la número ocho, que es asequible para cualquier esquiador a excepción de los más inexpertos.

Se necesita un camino en León

El éxito de esta solución requiere no obstante que se dé continuidad en la vertiente leonesa a esos caminos de escasa pendiente, ya que según advierte la memoria, los esquiadores que se dirijan a Fuentes de Invierno desde San Isidro no pueden encauzarse por la pista diez del Tubo de Toneo, ya que es una pista negra sólo apta para esquiadores muy experimentados, y además de su fuerte pendiente presenta una anchura reducida que la hace inviable para asumir un denso flujo de personas.

Ante esta situación, la memoria del proyecto de Fuentes de Invierno advierte de la necesidad de ejecutar un camino en la que será la pista nueve (azul o fácil), que daría acceso a la estación asturiana para los esquiadores procedentes de San Isidro, y que serviría además como enlace hacia las pistas ocho y siete(ambas también azules) en dirección a la base intermedia del complejo.

Fuente: Diario de León

Últimos mensajes en los Foros de Debate