Imprimir

El parón de contratos por la Púnica reduce a la mitad la oferta hostelera en San Isidro

Archivado en Noticias de San Isidro
La nueva cafetería El Rebeco, aún sin adjudicar.
La nueva cafetería El Rebeco, aún sin adjudicar.

La investigación que la Audiencia Nacional mantiene abierta sobre ciertos aspectos de la gestión de la institución provincial, tras desatarse la operación Púnica contra la corrupción, tiene también consecuencias prácticas, en este caso negativas, para los usuarios de la estación invernal de San Isidro. Desde que la temporada se puso en marcha el último fin de semana de noviembre, con la apertura de las primeras pistas de forma efectiva dos semanas después, el enclave blanco mantiene cerradas dos de sus cafeterías y el hostal a pie de pista en las zonas de Requejines y Salencias.

La falta de estos establecimientos reduce a la mitad la oferta hostelera en la propia estación, con el consiguiente malestar entre los miles de usuarios que se ven obligados a recorrer largas distancias entre las pistas para poder tomar una bebida o un tentempié.

Entre la documentación que los agentes de la UCO se llevaron en el registro, el día en que el presidente de aquel momento (27 de octubre), Marcos Martínez, fue detenido, se hallaban los expedientes de contratación de el restaurante-cafetería Salencias y Hostal Pico Agujas y el del Bar El Rebeco.

Las sospechas esgrimidas desde la propia investigación sobre este proceso de adjudicación, un procedimiento al que habían concurrido un nutrido grupo de empresas, obligaron posteriormente a iniciar la tramitación de nuevo. Esta vez la Diputación acudió a la convocatoria, vía BOP, de una licitación especial (procedimiento abierto y tramitación urgente) para adjudicar la explotación de estos establecimientos. El anuncio salió publicado el día 9 de enero por decreto rubricado por el presidente, Emilio Orejas, el 29 de diciembre. La larga tramitación aún no ha finalizado y las cafeterías y el hostal siguen sin ser adjudicados en plena temporada, con el consiguiente perjuicio para los usuarios que echan de menos la oferta hostelera a pie de pista con la que la estación cuenta tradicionalmente.

Con el bar El Rebeco se estrenará el edificio construido por la institución provincial para sustituir el viejo edificio que durante años ha albergado la cafetería con este mismo nombre en el desembarque de la silla cuatriplaza de Cebolledo. Los usuarios de la zona de Requejines se ven obligados ahora a bajar hasta la cafetería de Cebolledo si tienen sed o necesitan tomarse un tentempié.

Además, en la base de la estación, en Salencias, el área se ha quedado sin servicio hostelero alguno, por lo que los usuarios deben dirigirse al edificio Toneo si quieren tomar algo. Se trata de una zona muy concurrida por visitantes que no esquían, pero sí disfrutan de la nieve con trineos, palas y otros elementos. Aunque estaba prevista la remodelación del complejo Pico Agujas, se ha pospuesto para el final de la temporada, con el objetivo de que los trabajos no entorpecieran la campaña actual.

Fuente: Diario de León

Últimos mensajes en los Foros de Debate