Imprimir

San Isidro ampliará pistas de Riopinos para potenciar el acceso por Vegarada

Archivado en Noticias de San Isidro
Sector de Riopinos, donde se prevén las mayores inversiones la próxima temporada.
Sector de Riopinos, donde se prevén las mayores inversiones la próxima temporada.

La principal estación de esquí de la provincia y una de las de referencia del noroeste del país, San Isidro, ha decidido ampliar el espacio destinado a los debutantes en dos de sus sectores más emblemáticos: Cebolledo y Riopinos.

En esta vertiente además la Diputación aprovechará el verano para realizar obras de mejora en las pistas del Oso y El Valle con el objetivo de mejorar la seguridad y el disfrute de los usuarios con un nivel medio de esquí. En concreto en la del Oso pretende crear una gran pista azul, una «nueva zona de esquí suave» para potenciar este sector de la vertiente de Vegarada.

La institución provincial sustenta estas obras en el crecimiento de la estación y la gran demanda de esquiadores que «obliga a mejorar de forma constante las instalaciones». El presupuesto para la realización de estas mejoras asciende a 360.00 euros y cuenta ya con la Declaración de Impacto Ambiental y las autorizaciones de uso excepcional de suelo rústico y de la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural, además de las licencias que corresponden al Ayuntamiento de Valdelugueros.

La mejora de la pista del Oso en Riopinos, de 1.650 metros de longitud y catalogada como azul, permitirá ensanchar el estrecho tramo que inicia el descenso de esta vertiente para los usuarios que optan por esta bajada, ya que actualmente cuenta con un peligrosa senda angosta que en los primeros metros sólo permite prácticamente pasar a un único esquiador o seguidores del «snowboard».

La pista roja El Valle, en Riopinos igualmente, consta de 1.240 metros de longitud y también estará en obras este verano para mejorar su superficie y seguridad.

Las empresas pueden presentar sus ofertas hasta el 27 de julio y tienen un plazo para la ejecución de los trabajos de tres meses a partir de los 30 días posteriores a la comprobación del replanteo.

«Queremos potenciar las zonas de debutantes porque San Isidro es una estación con muchos usuarios que vienen aquí a aprender y para recoger primera hay que sembrar», señaló ayer el presidente de la institución provincial, Emilio Orejas. Insiste también en la vitalidad del turismo familiar vinculado a la nieve y la necesidad de promocionarlo aún más. Precisamente, pensando en esta franja de visitantes, el presidente anuncia, asimismo, la ubicación de la zona infantil con parque de nieve y servicio de guardería en Cebolledo, próximo a la silla cuatriplaza de este sector.

Este tipo de turismo fideliza sus gustos y suele disfrutar de varias jornadas seguidas en la zona con el consiguiente beneficio para el sector. Con el parque infantil, la institución persigue acercar a los más pequeños el deporte blanco.

Reforma integral del edificio Pico Agujas para crear una zona de recepción

Después de decidir posponer las obras de rehabilitación integral del edificio Pico Agujas, en la base de la estación de San Isidro, hasta el final de la temporada para evitar los meses de invierno, ahora los trabajos se han puesto en marcha con el objetivo de tener los trabajos listos para el inicio de temporada a finales de noviembre o principios de diciembre.

La Diputación invierte en este proyecto de reforma 850.000 euros y debe estar ejecutarla en el plazo de cuatro meses. Según consta en el proyecto, el inmueble contará con una gran zona cubierta de recepción con taquillas, baños y punto de información, ya que la institución pretende mejorar la imagen de los usuarios en la puerta de entrada a la estación.

El edificio de servicios tendrá también una cafetería, restaurante y terraza comedor totalmente acristalada y con vistas a las pistas de Salencias y La Raya. Las obras no incluyen, en principio, la zona del edificio destinada a hostal con 24 habitaciones de distintos tamaños.

Pico Agujas estuvo cerrado toda la temporada pasada, por los problemas de adjudicación de la cafetería y la zona de hostal, derivados de la investigación de la trama Púnica contra la corrupción, que puso en el punto de mira precisamente adjudicaciones hosteleras en San Isidro.

La estación tampoco ha podido inaugurar, pese a que las obras están ya finalizadas, la nueva cafetería de Requejines que costó 475.000 euros y ha estada rodeada de retrasos y otras vicisitudes como daños por el gran temporal del invierno pasado en la montaña.

Fuente: Diario de León

Últimos mensajes en los Foros de Debate