Imprimir

El fin de temporada en Asturias genera a León un filón diario de 1.100 esquiadores

Archivado en Noticias de San Isidro
Sector de Cebolledo a primera hora el pasado fin de semana.
Sector de Cebolledo a primera hora el pasado fin de semana.

El cierre de la campaña de esquí el Domingo de Resurrección en las vecinas estaciones asturianas de Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno abre un filón para los enclaves invernales leoneses. Podrán acaparar así los usuarios de ambos lados de la Cordillera Cantábrica hasta la culminación de la temporada en San Isidro y Leitariegos, prevista para el domingo 26 de abril.

Los espacios blancos del Principado pusieron fin a la campaña con un total de 113.443 esquiadores en su conjunto, un 29% menos, por el duro e intenso invierno con nevadas incesantes.

Las dos estaciones asturianas mueven un flujo diario de 1.100 esquiadores de media entre las dos, una cifra que durante los fines de semana soleados y con buena nieve supera los 5.000. Aunque tras la Semana Santa, en los enclaves invernales la merma de usuarios es ya habitual, la Diputación leonesa confía en captar todo este movimiento que generan los espacios del Principado. Esta cantidad de esquiadores se sumará a la que de media diaria manejan San Isidro, con 1.100, y Leitariegos, algo más de 500. Durante los fines de semana estas cantidades llegan a duplicarse en estas fechas cercanas al fin de la temporada.

La institución provincial decidió hace prácticamente ya un mes alargar la campaña 2014/2015, cuyo cierre inicial también estaba previsto para el Domingo de Resurrección, coincidiendo con el final de las vacaciones de Semana Santa.

Los abundantes espesores de nieve que aún cubren las pistas, que en el caso de San Isidro supera los tres metros en sus niveles máximos, y la difícil temporada vivida por un invierno primero con escasez de nieve y después con una cadena de nevadas intensas —con las consiguientes pérdidas para el secto por la imposibilidad de abrir las instalaciones durante largas jornadas—, obligó a la Diputación a replantearse la situación y optar por la prórroga de la campaña ante la insistente petición de los hosteleros y los usuarios.

El fin de la campaña en Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno llegó rodeado de una gran controversia por el rechazo de todo el sector hostelero de sus respectivas zonas de influencia y los usuarios —asturianos y leoneses— ante la decisión del Principado, ya finalmente optó por no prolongar la temporada. Ayer, en la presentación de los datos del balance, el director general de Deportes del Principado, José Ramón Tuero, argumentó que Asturias «tiene otras prioridades». Y remarcó que su departamento ya dedica a las estaciones cinco de los doce millones de su presupuesto anual.

Apuntó que no pueden destinarse más recursos al esquí en detrimento de otros deportes o las áreas de Sanidad y Educación, aunque Tuero admitió que si el Principado contara con más recursos en sus arcas podría haberse alargado la temporada al menos una semana más.

La recaudación por la venta de forfaits supuso para Asturias algo más de 1,5 millones de euros: cerca de 700.000 en Fuentes y 840.000 en Pajares. Entre las dos estaciones vendieron casi 3.000 abonos anuales.

Fuente: Diario de León

Últimos mensajes en los Foros de Debate