Imprimir

La cadena de temporales resta miles de esquiadores en las estaciones leonesas

Archivado en Noticias de San Isidro
Sector de Cebolledo a primera hora de la mañana.
Sector de Cebolledo a primera hora de la mañana.

La persistente cadena de temporales que azota la provincia en las últimas semanas impide que las estaciones de esquí puedan estar a pleno rendimiento en el ecuador de la temporada, aunque las persistentes precipitaciones blancas han logrado que San Isidro y Leitariegos acumulen espesores blancos que garanticen tener las pistas en servicio hasta que termine la campaña a finales de abril.

La otra cara de la moneda del mal tiempo es que está impidiendo que las pistas de esquí se llenen, como suele ocurrir en pleno mes de febrero, cuando las condiciones y el estado de la nieve se sitúan en el nivel más óptimo.

Y prueba de ello son los balances de presencia de esquiadores en las dos estaciones de esquí de la provincia durante este fin de semana. San Isidro contabilizó 1.611 usuarios, 748 de ellos ayer. El enclave blanco no ha podido disponer en los últimos días de toda su superficie esquiable operativa debido al temporal. El fuerte viento impidió abrir remontes en la zona alta.

Ayer, por ejemplo, sólo pudo poner en servicio algo más de nueve kilómetros, repartidos entre Salencias y el itinerario de vuelta a casa. El sábado las condiciones permitieron abrir el doble de superficie y el viernes una avería del tendido eléctrico que alimenta San Isidro obligó a cerrar la estación dos horas, con el consiguiente enfado de los usuarios. Esa jornada el viento tampoco permitió el funcionamiento de los remontes y pistas de la zona alta.

Las constantes precipitaciones blancas han dejado, por el momento, en este enclave invernal unos espesores que oscilan entre los 50 y 175 centímetros.

En Leitariegos, el sábado el fuerte viento mantuvo cerrada la estación, mientras que ayer pudo poner en servicio 6,3 kilómetros de zonas esquiables a través de ocho pistas y cinco remontes. Sumó 715 esquiadores entre el viernes y la jornada dominical. Sus espesores actuales se sitúan entre los 40 centímetros en los niveles mínimos y los 150 registrados en los máximos.

Las previsiones fijan una semana complicada por el temporal anunciado, así que la práctica de los deportes blancos volverá a estar condicionada por la meteorología.

Fuente: Diario de León

Últimos mensajes en los Foros de Debate