Imprimir

Empleados de San Isidro buscan con la huelga que la Diputación blinde sus plazas

Archivado en Noticias de San Isidro
Máquina pisapistas de San Isidro trabajando en Riopinos al caer la tarde.
Máquina pisapistas de San Isidro trabajando en el Sector Riopinos al caer la tarde.

La huelga encubierta de los 26 trabajadores fijos discontinuos de la estación de San Isidro, que pretendía bloquear el funcionamiento de la estación en la principal jornada de afluencia de esquiadores de la semana, tiene ya las primeras consecuencias. Hoy mismo la Diputación abrirá un expediente informativo a cada uno de estos trabajadores, después de que ninguno de ellos, según el diputado de Desarrollo Económico, haya justificado la ausencia de su puesto el domingo.

Miguel Ángel del Egido, además, advirtió ayer: «A la Diputación no le temblará la mano para actuar con la ley para evitar que se produzcan estas situaciones; nuestra misión es defender los derechos de los usuarios».

El anuncio de planificación de una gestión mixta para las estaciones de esquí de la provincia, con la entrada de la empresa privada, ha alertado a los trabajadores que pretenden blindar «un contrato de trabajo de nueve meses al año» ante la previsible subrogación de la plantilla a los nuevos gestores.

«El cambio de gestión no será ni tan inmediata ni tan rápida como algunos piensan, al menos pasarán dos años, lo que ocurre es que ellos ya están inquietos», recalcó el diputado responsable de la estaciones de esquí. Del Egido recordó que en este proceso de transformación en la gestión «nuestra defensa de los trabajadores será a ultranza; entendemos mal estas reivindicaciones cuando nosotros seremos los primeros que estaremos al frente para proteger los derechos laborales».

En tono irónico, el diputado comentó también que aún esperan los justificantes de los trabajadores que el domingo se ausentaron de su puesto en San Isidro. «Se sintieron indispuestos todos el mismo día y a la misma hora... y el expediente informativo veremos si acaba o no ahí».

La institución provincial subrayó ayer, igualmente, que los fijos discontinuos tienen un contrato por obra y servicio, es decir, su labor va en paralelo con la apertura de la estación y la temporada. «Desde que se abren hasta que cierran y que tengan un contrato de nueve meses, como ellos reclaman, supone un gasto importante para las arcas de esta institución que no puede asumir porque los enclaves invernales en realidad son una competencia impropia de la Diputación y los pueblos tienen necesidades de obras e inversiones que debemos atender». Cree que la ampliación de contrato de los fijos discontinuos en ambas estaciones de la provincia contribuiría a aumentar el déficit que cada temporada arrastran San Isidro y Leitariegos, que en su conjunto supera los dos millones de euros.

Del Egido replicó a los fijos discontinuos también que no hay trabajo para todos en la estación para los nueve meses de contrato que reclaman. «Con este contrato pretenden cubrir más el año laboral y completarlo con las prestaciones del paro».

Y ante el anuncio de nuevos paros los próximos fines de semana, el diputado se limitó a comentar: «Estaremos preparados para afrontarlos».

La institución abre hoy expediente a los protagonistas del paro encubierto

A la espera aún de los justificantes que expliquen la ausencia de 26 trabajadores fijos discontinuos en su puesto durante la jornada del domingo en San Isidro, la Diputación abrirá hoy mismo expediente informativo a cada uno de ellos, tal y como adelantó ayer el diputado de Desarrollo Económico. El colectivo pretende negociar nuevos paros para los próximos fines de semana.

Su principal reivindicación se centra en la consecución de «un contrato de trabajo mínimo y digno después de llevar trabajando para esta casa, el que menos tiempo diez años». Critican que la institución no haya contestado a sus peticiones. 

Fuente: Diario de León

Últimos mensajes en los Foros de Debate