Imprimir

San Isidro y Fuentes negocian desde cero su fusión con un horizonte de cuatro años

Archivado en Noticias de San Isidro
Zona alta de la estación asturiana de Fuentes de Invierno.
Zona alta de la estación asturiana de Fuentes de Invierno.

Después de los avatares vividos en la Diputación en el último mandato, con la paralización total que sufrieron las negociaciones entre León y Asturias tras conocerse que precisamente San Isidro estaba en el epicentro del caso de corrupción investigado en la Operación Púnica en la provincia, el nuevo equipo de gobierno quiere empezar de cero con el Principado las negociaciones para conseguir finalmente fusionar las dos estaciones de invierno vecinas.

La inminente renovación por un año más del convenio de colaboración, que mantienen ambas instituciones para el uso de una serie de forfaits comunes en sus espacios blancos y la promoción conjunta del esquí como revulsivo turístico, será el marco de reinicio de las relaciones entre Diputación y el Principado de Asturias.

«Está claro que tenemos que mejorar la comunicación y la conexión entre Fuentes de Invierno y San Isidro y caminar juntos hacia la fusión, con el objetivo de conseguir una explotación integral para lograr más kilómetros esquiables y atraer más esquiadores», explica el diputado de Desarrollo Económico, responsable de las estaciones de esquí, Miguel Ángel del Egido.

Asegura, además, que una planificación de estas características, con la meta final puesta en la fusión de las dos estaciones de esquí, debe realizarse al menos a un mandato visto. «Ahora lo que toca es ir poniendo los cimientos y seguir dando pasos en un proceso que será largo porque se precisan muchos trámites administrativos que no son rápidos».

Del Egido evidenció también la necesidad de que el proceso y el trabajo que se desarrolle para ejecutarlo «sea percibido como una buena labor por los esquiadores, que no vean picaresca; habrá luz y taquígrafos en todo momento».

En cuanto al asunto de la energía que precisa Fuentes de Invierno procedente de la nueva línea eléctrica de San Isidro, el diputado comentó que por ahora el Principado no se ha dirigido a la Diputación para cerrar un acuerdo y que las condiciones económicas planteadas en su momento siguen vigentes. El gobierno asturiano solicitó la última vez una rebaja en la tarifa de la potencia que precisaban, aunque la institución provincial leonesa no está por la labor. «Pueden regatearnos en los plazos del pago, no en el precio», ironiza Miguel Ángel Egido. El Principado estima que precisará alrededor de un megavatio y medio. Cada uno de ellos supondrá un desembolso de algo más de 1,4 millones de euros, un precio que a Asturias siempre le ha parecido excesivo.

El convenio que renovarán en breve ambas administraciones tendrá vigencia hasta el 30 de agosto de 2016 y persigue fomentar la práctica del esquí en sus enclaves potenciando y promoviendo la movilidad de los usuarios a través de las cuatro estaciones vecinas con forfaits comunes y promoción externa.

Fuente: Diario de León