Imprimir

Los usuarios de la carretera de San Isidro exigen ampliar las viseras antialudes

Archivado en Noticias de San Isidro
areas de limpieza de un alud en el puerto de San Isidro.
Tareas de limpieza de un alud en el puerto de San Isidro.

Más de dos días estuvo cerrado al tráfico la semana pasada el puerto de San Isidro, en Aller, a consecuencia de los aludes de nieve. Se trata del único acceso a las estaciones de esquí de Fuentes de Invierno y la leonesa que lleva el mismo nombre que la carretera de montaña. Los desprendimientos tras el temporal -que arrastraron a la calzada piedras, ramas y hasta animales- se produjeron cerca de la zona donde se encuentran las estructuras de hormigón que se construyeron para prevenir estas avalanchas; pero se considera que son insuficientes e ineficaces.

Así lo denunciaban ayer tanto usuarios como desde el Partido Popular en el municipio, que reclaman ampliar esas viseras antialudes para mejorar la seguridad en el vial.

El portavoz popular en el Ayuntamiento, Antonio del Peño, recuerda que su formación -tanto a nivel municipal como en la Junta General del Principado- ha reclamado en reiteradas ocasiones durante estos últimos cuatro años la ampliación de las estructuras de hormigón que protegen la carretera a la altura de Riofrío. «Cada vez que hay un temporal de nieve, la carretera se ve cortada por los aludes.

Las viseras que se construyeron son a todas luces insuficientes y se precisa de una urgente ampliación para evitar estas restricciones y mejorar la seguridad de los conductores», afirmó el concejal. Apuntó, además, que es preciso realizar estas mejoras para mantener los accesos despejados a la estación invernal del concejo. «A los socialistas se les llena la boca cuando hablan de turismo, pero hay que prever este tipo de situaciones para que no se vean afectados los empresarios del sector».

Alertó que, en breve, comenzará la semana blanca en Fuentes de Invierno «y es preciso evitar cualquier tipo de riesgo para los autocares de niños, además de para los conductores». Del Peño recordó que nunca hubo heridos por los aludes, «pero es mejor evitar todos los riesgos».

 

Para las actuales viseras, manifestó que es preciso construir canalizaciones en sus laterales para favorecer la evacuación de la nieve; «lo que ahora ocurre es que la acumulación de hielo hace que se desprenda por los laterales, tapando de igual manera la carretera». De hecho, ya hubo coches atrapados por este motivo en otras ocasiones.

Fuente: El Comercio