Imprimir

León ultima la reforma de la carretera de San Isidro

Archivado en Noticias de San Isidro
Tanto el Ayuntamiento de Puebla de Lillo como el de Aller, que encabeza Gabriel Pérez Villalta, consideran muy positiva la reforma y la ven clave para potenciar la estación de esquí de San Isidro y la futura instalación de Fuentes de Invierno.

La reforma de la carretera del puerto de San Isidro por su vertiente leonesa concluirá en octubre, según confirmó el alcalde de Puebla de Lillo. La Junta de Castilla y León invierte en este proyecto más de 9 millones de euros. La obra entronca con la mejora de la vía en Asturias

La reforma de la carretera de San Isidro en su vertiente leonesa concluirá a finales del próximo mes de octubre, según explicó días atrás en Felechosa, Aller, el alcalde de Puebla de Lillo, el popular Pedro Sánchez. La obra, fundamental para potenciar la comunicación entre las provincias de Asturias y León por San Isidro, ha supuesto una importante mejora del trazado de la carretera entre el alto del puerto, la zona denominada La Raya, y la localidad leonesa de Boñar.

La reforma viene además a completar la acometida en la vertiente asturiana de la carretera, que fue inaugurada hace escasos meses. Además, cuando se ponga en marcha la obra del Corredor del Aller, entre Moreda y Cabañaquinta -parte se hará con fondos mineros-, la carretera de San Isidro habrá sido reformada por completo entre Ujo (Asturias) y Boñar (León).

Tanto el Ayuntamiento de Puebla de Lillo como el de Aller, que encabeza Gabriel Pérez Villalta, consideran muy positiva la reforma y la ven clave para potenciar la estación de esquí de San Isidro y la futura instalación de Fuentes de Invierno , planteada por el Gobierno del Principado dentro del plan complementario para las Cuencas pactado con los sindicatos mineros. De esta forma, la mejora de las comunicaciones se traduciría casi con toda seguridad en una mayor afluencia de usuarios a las instalaciones deportivas y, por tanto, un mayor volumen de negocio turístico.

La reforma de la carretera en su vertiente leonesa ya se inició hace meses y la obra incluso ha concluido en el tramo que discurre entre Puebla de Lillo y Boñar. Según explicó el alcalde de Lillo, Pedro Sánchez, esta fase del proyecto supuso una inversión de algo más de tres millones de euros y cuenta con un ramal que conduce hasta el pequeño pueblo de Cofiñal.

En la actualidad, los trabajos se centran en el tramo que conduce del alto de San Isidro a Puebla de Lillo. Esta parte del proyecto concluirá, según fuentes del Ayuntamiento leonés, a finales del próximo mes de octubre. La inversión prevista asciende a 5,4 millones de euros con lo que el coste total del proyecto asciende a casi 9 millones de euros.

La reforma de la carretera de San Isidro potenciará las comunicaciones entre Asturias y León en la zona central de la cordillera beneficiando, además de al turismo de invierno y verano, a los ganaderos, agricultores y cazadores de una y otra región que suelen utilizarla con asiduidad.