San Isidro inicia la temporada a la espera de nevadas y sin limitaciones de aforo

Las estaciones de esquí de la provincia, la de San Isidro y la de Valle de Laciana-Leitariegos, levantarán mañana viernes el telón a la nueva temporada. Bien es cierto que lo harán con dos limitaciones evidentes: una la falta de nieve y otra todas las restricciones que impone la expansión de la pandemia.

Pero la Diputación Provincial se atiene a su hoja de ruta y mantiene la fecha de apertura prevista para la campaña que ahora echa a andar, según apuntó ayer el responsable de Turismo de la institución provincial, Nicanor Sen. «Está claro que hablar de apertura cuando no hay nieve es complicado pero la previsión de abrirlas al público ahora y la vamos a cumplir», apuntó Sen con la dosis de realismo que imponen las actuales circunstancias.

En todo caso, cuando llegue la nieve y puedan funcionar con normalidad abrirán con un riguroso protocolo sanitario para garantizar la seguridad tanto de los usuarios como de los trabajadores de las instalaciones, pero sin limitaciones de aforo. «En las estaciones de esquí es imposible decretar un límite de aforo; por mucho que se diga no se puede hacer.

Se van a abrir como se ha hecho siempre, pero cuando funcionen los usuarios tendrán la obligación de utilizar mascarilla en los remontes, baños y en cualquier dependencia donde se encuentren en contacto con otras personas. Si esos protocolos se aplican rigurosamente, como vamos a hacerlo, creemos que la seguridad de todos está garantizada», acentuó el titular de Turismo.

No olvida que será una temporada atípica en muchos aspectos como consecuencia de la pandemia pero cree también que el deporte de la nieve, por sus características, invita a encararla con moderadas esperanzas. «Forzosamente debemos ser optimistas, porque el esquí es de las pocas actividades que, al tener que hacerse al aire libre y de forma individual, se puede llevar a cabo en esta situación de pandemia».

Fuente: Diario de León