Imprimir

San Isidro abre mañana su primera pista tras perder ya un tercio de la temporada

Archivado en Noticias de San Isidro
Sector de Cebolledo en la Estación Invernal San Isidro el pasado fin de semana.
Sector de Cebolledo en la Estación Invernal San Isidro el pasado fin de semana.

Cuarenta y siete días después del inicio oficial del calendario de la temporada 2018/2019, y restado ya un tercio de la campaña, San Isidro podrá abrir por fin mañana su primera pista. Se trata de un paso inicial, con la cinta de debutantes de Cebolledo en servicio (cuenta con una longitud de 140 metros), a la espera de las precipitaciones blancas previstas a partir de la noche de mañana. Las nevadas podrán permitir ampliar la superficie esquiable durante el fin de semana, tal y como planea la Diputación.

La innivación artificial en San Isidro, únicamente instalada en el sector de Cebolledo, pudo comenzar su labor gracias a la entrada del frente polar el pasado jueves y durante cuatro jornadas fabricó nieve. Las máquinas pisapistas trabajan sobre esta primera capa para mantenerla en condiciones a la espera de las nevadas anunciadas.

El diputado de Desarrollo Económico, encargado de las estaciones de esquí, Miguel Ángel del Egido, explicó ayer que, de momento, en el otro enclave invernal de la provincia, Valle de Laciana-Leitariegos, la falta de nieve hace imposible por ahora la puesta en marcha de ninguna pista. Allí los cañones únicamente pudieron arrancarse una jornada la pasada semana por no darse la condiciones meteorológicas precisas (grado de humedad y temperatura).

«Estamos preparados para empezar en cuanto se den las condiciones oportunas para el aprovechamiento de la nieve, veremos la que cae estos días en una y otra estación», aseguró. Del Egido remarcó también que las semanas ya perdidas de la campaña «han desperdiciado vacaciones tan importantes como la Navidad o el puente de la Constitución y nos preocupa la repercusión económica tan importante que estas pérdidas económicas tienen en el entorno de las estaciones; para la zona es demoledor».

De todas formas, confía en que la temporada que ahora comienza pueda aprovechar el máximo posible las jornadas que restan hasta el 28 de abril, fecha del fin de la campaña, y conseguir que los negocios que viven de la nieve puedan revertir la situación en gran parte.

Otro aspecto fundamental para la economía de las zonas de influencia de ambas estaciones afectado por el déficit de manto blanco, la Campaña de Nieve 2019, no ha podido tampoco arrancar su calendario, previsto siempre para la vuelta de las vacaciones escolares de Navidad. Alrededor de 3.500 alumnos de colegios e institutos de la provincia participarán este año, en una edición que contempla 11.000 jornadas (horas de clase en las pistas de San Isidro y Valle de Laciana-Leitariegos para los inscritos tanto en el sistema semanal como en el diario).

A la espera de la nieve, el diputado de Juventud y Deportes, Emilio Orejas, comentó ayer que todas las clases perdidas hasta que puedan comenzar la campaña serán recuperadas a lo largo de lo que resta de temporada, incluso, apuntó habrá días de doble turno para que ningún de los alumnos inscrito se quede sin ellas.

Aunque a partir de mañana ya esté disponible un remonte en San Isidro, las clases no empezarán hasta que no haya más nieve.

Fuente: Diario de León