Imprimir

Fuentes Invierno funcionará de nuevo con generadores

La estación invernal asturiana de Fuentes de Invierno comenzará la próxima temporada suministrada por generadores eléctricos, ya que la Diputación de León no ha iniciado las obras de la línea de alta tensión de San Isidro. Un tendido que -tal y como acordaron la diputación y el Gobierno asturiano- abastecería de suministro eléctrico a la estación allerana y a la leonesa, que en las últimas temporadas ha presentado diversos problemas debido al envejecimiento de la actual línea.

Plano de pistas de Fuentes de Invierno.

Fuentes de Invierno ha tenido que funcionar desde su apertura con generadores propios y, según fuentes de la Consejería de Turismo, de la que depende la estación de esquí, «los generadores existentes están preparados para soportar toda la actividad y no se prevé ningún tipo de inconveniente». Es decir que, a su juicio, la temporada se podrá desarrollar con normalidad a la espera de una nueva línea eléctrica.

La Diputación de León ultima los trámites administrativos para presentar próximamente a la Junta de Castilla y León el proyecto eléctrico para ambas estaciones invernales. Un texto que deberá ir acompañado por un informe de evaluación ambiental, ya que los cables atravesarán una zona del Parque Regional de los Picos de Europa.

Una vez que se solventen estos trámites, se convocará una subasta pública, que cuenta con un presupuesto de salida de casi 3,6 millones de euros. Este montante es para la fase inicial, ya que el coste de la línea y todos los trabajos precisos para su funcionamiento superará los siete millones de euros. Una obra que será financiada a partes iguales por el Ejecutivo asturiano y por la Diputación leonesa. El objetivo de esta infraestructura es acabar con el déficit energético que sufre San Isidro, debido a su constante expansión, y suministrar electricidad a la estación asturiana de Fuentes de Invierno.

Este será el segundo proyecto eléctrico para dicha zona, ya que el pasado mes de febrero un Juzgado de León suspendió el acuerdo de la diputación para construir el tendido hasta San Isidro, debido a la ausencia de un informe de impacto ambiental que acompañase el proyecto. El procedimiento judicial se abrió a raíz de una impugnación por parte de la organización Ecologistas en Acción de León.

El tendido Valdehuesa-San Isidro se ejecutará en dos fases. La primera se centrará en el suministro a las estaciones invernales, y la segunda, en el valle leonés de Valdelugueros. La construcción de una línea eléctrica conjunta para San Isidro y Fuentes de Invierno es uno de los aspectos incluidos en el plan de colaboración que mantienen el Principado de Asturias y la Diputación de León para potenciar las estaciones de la Cordillera Cantábrica. Además, hay un acuerdo para la promoción conjunta de los ambos complejos invernales y para conectarlos a través de un remonte común por Riopinos.

Fuente: Comercio Digital