Imprimir

Se presenta el proyecto de Fuentes de Invierno

La estación invernal de Fuentes de Invierno todavía no ha pasado del papel, pero sus efectos ya se dejan notar en el concejo de Aller. Según el alcalde, Gabriel Pérez Villalta, el simple anuncio de la construcción de estas instalaciones ha motivado un auténtico «boom» en el sector turístico de la zona alta del concejo, donde, por ejemplo, acaban de abrir o están a punto de hacerlo ocho nuevas instalaciones hoteleras. Villalta asistió ayer en Oviedo, junto con la consejera de Cultura, Ana Rosa Migoya, a la presentación del proyecto de la estación.

«El Cid ganaba batallas después de muerto y Fuentes de Invierno las gana antes de nacer». Éste fue el símil al que acudió el alcalde de Aller, el socialista Gabriel Pérez Villalta, para asegurar que el proyecto de construcción de la estación invernal de la vertiente asturiana de San Isidro ha motivado ya un «importantísimo» auge del sector servicios en la parte alta del concejo, la más cercana a las futuras instalaciones de esquí, cuya apertura está prevista para finales del año que viene.

Según Villalta, en la zona del alto Aller hay ocho nuevas instalaciones hosteleras que ya han abierto sus puertas o están a punto de hacerlo. Es más, según los datos que ofreció ayer el regidor durante la presentación oficial del proyecto de Fuentes de Invierno, celebrada en la sede ovetense de la Presidencia del Principado, el 80 por ciento de peticiones de subvención ligadas al turismo que recibe el programa comunitario «Proder II» de la montaña central corresponde a emprendedores de su concejo.

El regidor allerano añadió que «este movimiento se ha producido cuando el proyecto de Fuentes de Invierno no ha pasado todavía del papel, así que todo apunta a que irá a más en el momento en el que, dentro de unos meses, comiencen los trabajos de construcción de las instalaciones».

Pérez Villalta, que asistió a la presentación de la estación invernal de la vertiente asturiana de San Isidro acompañado por la consejera de Cultura, Ana Rosa Migoya, y del director general de Deportes, Daniel Gutiérrez Granda, se mostró convencido de que los efectos beneficiosos de Fuentes de Invierno no se quedarán únicamente en Aller, sino que también se extenderán a toda la comarca del Caudal y al conjunto de la región. Tanto que Villalta insinuó que la Administración central también debería de animarse a colaborar económicamente en tan «decisivo proyecto».

Fuentes de Invierno ofrecerá 14 pistas y 8,3 kilómetros esquiables
Catorce pistas de todos los niveles de dificultad y 8,3 kilómetros esquiables. Eso es lo que se encontrarán a finales de 2005, si se cumplen las previsiones de la Dirección General de Deportes, los primeros esquiadores de la estación invernal de Fuentes de Invierno, en la vertiente asturiana de San Isidro, concejo de Aller.

Para acceder a las instalaciones, los aficionados deberán tomar una carretera de nueva construcción, que podría estar en obras en septiembre, desde la autonómica AS-253, poco antes de llegar a la urbanización de La Raya. Un kilómetro más allá estará la base de la estación, dotada de aparcamiento para autobuses, con treinta plazas, y otro con 250 para automóviles.

A partir de aquí, y ya preparados para disfrutar de Fuentes de Invierno, los esquiadores dispondrán de una silla desembragable de gran rapidez para acceder a la zona intermedia de la estación, a 1.650 metros de altitud, donde se ubicará la plataforma de salida de dos telesillas, uno hacia el pico de La Llomba y el otro hacia Entresierras. Además, en este enclave habrá un telesquí para debutantes y una cinta transportadora. Según anunció ayer la consejera de Cultura, Ana Rosa Migoya, la obra de los accesos podría estar contratada durante el verano y la de las pistas y los remontes en el transcurso del mes de septiembre. Previamente, el Pleno del Ayuntamiento de Aller deberá de aprobar un plan especial urbanístico para la zona.

Con los proyectos de accesos y pistas ya listos, el Gobierno regional espera que en apenas un par de meses pueda comenzar la redacción del estudio para la construcción del edificio central de servicios, con lo que quedará completada la primera fase de la estación invernal. Fuentes de Invierno cuenta con un presupuesto de 10,8 millones de euros. La partida más elevada es la de remontes y pistas, con 7,5 millones de euros. Los accesos y los aparcamientos costarán 1,2 millones, las infraestructuras (agua, electricidad, telecomunicaciones, saneamiento y depuración) 990.000 euros y las edificaciones 960.000 euros. La estación es uno de los proyectos singulares del plan de las Cuencas firmados por sindicatos y Principado.

El SOMA se congratuló del avance del proyecto, recordó que con los fondos mineros se han potenciado los accesos a la estación y «sólo queda esperar que se cumplan los plazos prometidos».

Villalta destaca el atractivo de la zona para los esquiadores portugueses
El alcalde de Aller, Gabriel Pérez Villalta, confiesa que lo suyo no es el esquí, pero ayer, durante la presentación del proyecto de Fuentes de Invierno, apuntó maneras de especialista en las potencialidades económicas de este deporte.

Villalta aseguró que la futura estación allerana está en disposición de competir con la de San Isidro como principal foco de atracción de los esquiadores de la parte norte de Portugal, que, según dijo, ya suponen el doce por ciento del total de usuarios de las instalaciones leonesas. Se trata, continuó el regidor, de «un turismo de alto poder adquisitivo que, ahora, se aloja en el hotel de La Reconquista».

Así las cosas, el alcalde de Aller apuesta para que, alrededor de Fuentes de Invierno, se diseñe un importante complejo turístico que, «junto al paisaje y a la gastronomía», atraiga a este tipo de aficionados, pero también a los que, según Villalta, «llenan la comarca del Caudal durante la temporada de esquí y que, incluso, están alquilando cuadras para alojarse».

Fuente: La Nueva España