Imprimir

Snowpark NZ, la meca del freestyle para esquiadores y snowboarders

Escrito por Webmaster. Archivado en Reportajes
Módulo Rainbow en la estación Snowpark NZ.
Módulo Rainbow en la estación Snowpark NZ.

Hemisferio sur, Nueva Zelanda; Southern Alps. Hasta el año 2002 no existía en el mundo una estación de esquí formada únicamente por un gigantesco Snowpark. Apartada del mundanal ruido, un solo telesilla cuatriplaza da acceso a todo el parque de saltos, cajones, barandillas, kickers y half pipes de distintos niveles. El sueño de cualquier freestyler convertido en realidad existe en Nueva Zelanda y se llama Snowpark NZ. 

La familia Lee era propietaria de los terrenos desde hace 90 años y un buen día se planteó la posibilidad de aprovecharlos para ubicar en ellos esta singular estación, la primera en el mundo dedicada exclusivamente al freestyle en park.

Situada a una altitud de 1.530 m. en un macizo montañoso desde el que se contemplan unas espectaculares puestas de sol, la localidad más cercana es la ciudad de Wanaka, a 35 kilómetros, y los accesos a la estación se realizan mediante una "carretera" de tierra que es transitada casi en exclusiva por vehículos Allroad.

Sus comienzos en el año 2002 no fueron fáciles ya que la falta de nieve y el retraso en la instalación de los cañones de nieve impidieron que se pudiese inaugurar en esa temporada. En 2003 por fin estuvo todo dispuesto para su apertura aunque en lo que a servicios se refiere poco tenía que ver con lo que podemos encontrarnos allí hoy en día. Resulta difícil de creer que comenzasen únicamente con una máquina de café y un microondas dispuestos dentro de unos barracones construidos a mano, pero el plato fuerte y su mayor reclamo era ya entonces su fabuloso "parque de nieve".

Hoy en día Snowpark NZ ha rediseñado por completo todos sus módulos y cuenta con numerosos servicios. Desde su bar-restaurante "Woolshed" los usuarios pueden disfrutar de la rica gastronomía de la zona mientras contemplan los mejores trucos del resto de riders en el park. Un DJ se encarga de condimentar las comidas con sus sesiones de música mientras que las pantallas panorámicas no cesan de mostrar vídeos de freestyle.

Encima del restaurante se encuentra el alojamiento, construido en madera y con una decoración minimalista. Las habitaciones, con vistas directas al Snowpark, tienen una capacidad para 44 personas.

Bueno, menuda pasada, pero… ¿y qué hay del Park?… El terreno de Snowpark NZ cambia constantemente y su equipo de shapers y maquinistas trabajan día y noche para mejorarlo. A las diferentes zonas se accede mediante un único telesilla cuatriplaza y tiene un aforo limitado a 1.000 riders. La estación se divide en tres zonas:

Zona Superpipes:

Está formada por el Half Pipe más grande de Nueva Zelanda, con 160 metros de longitud y 17 grados de pendiente. También cuenta con el Quarterpipe, el único permanente de Nueva Zelanda.

Zona Jumps:

Siempre en continuo cambio, en esta zona podrás encontrar todo tipo de saltos para todos los niveles (avanzado, medio e iniciación).

Zona Jibs:

Multitud de módulos, cajones, barandillas, escaleras o rainbows que hacen las delicias de esquiadores y snowboarders.

La estación también dispone de escuela con profesores para todos los niveles.

La temporada en Snowpark NZ comienza a finales de junio y se prolonga hasta principios de octubre (recordemos que está en el hemisferio sur). El precio del abono de temporada es de 1.200 dólares neozelandeses (unos 600 Euros) y el del forfait de día es de 65 dólares (sobre 32 Euros).

Si te apetece un viaje diferente en el que sólo pienses en freestyle y puedas encontrarte frente a frente con algunos de los mejores riders del mundo entrenando sus mejores trucos, esta es sin duda tu estación. Puedes encontrar más información en su página web www.snowparknz.com