La Estación Invernal San Isidro está dividida en dos zonas. En la zona baja, se encuentra en denominado Sector de Salencias, en el cual se incluyen los remontes y pistas de Salencias y La Raya. En la zona alta, se encuentran los Sectores de Cebolledo, Requejines y Riopinos, los cuales llegan a alcanzar una altitud de más de 2.000 metros.

Sector de Cebolledo

Pista El Toneo, en el Sector de Cebolledo.
Pista El Toneo, en el Sector de Cebolledo.

Bajo la imponente mirada del Pico Agujas se encuentra la zona de Cebolledo, que parte de la cota 1.680 y alcanza su mayor altitud a 2.050 m. El Circo de Cebolledo, de origen glaciar, cuenta con un total de nueve pistas y cinco remontes mecánicos (un telesilla cuatriplaza desembragable, un telesilla biplaza, un telesquí y dos cintas transportadoras).

Cebolledo ha sido y es la zona de mayor explotación de la estación y centro neurálgico de la misma, estando recomendada para esquiadores de nivel medio - alto que gustan de disfrutar de los descensos en pistas balizadas con buenas pendientes.

Es sin duda el sector más visitado de la estación y desde el cual se accede a las vertientes de Riopinos y Requejines. Los 53 cañones de nieve artificial de tipo lanza aseguran la buena calidad de la nieve durante la mayor parte de la temporada invernal.

En sus laderas más pronunciadas, como las de las pistas de Sentiles o Gran Cañón, se organizan algunas de las pruebas que acogen los Campeonatos Regionales de Esquí Alpino.

Sector de Requejines

Sector de Requejines desde la pista Peñanevares.
Sector de Requejines desde la pista Peñanevares.

El sector de Requejines está ubicado entre las cotas 1.810 a 2.040 m. Cuenta con un total de siete pistas balizadas y cuatro remontes mecánicos (un telesilla cuatriplaza, dos telesquís y una cinta transportadora). Se trata de una zona de nivel de iniciación - medio en la que predominan las pistas fáciles intercaladas con otras de mayor dificultad.

Requejines es el punto de encuentro de aquellos esquiadores que comienzan en el "deporte blanco" y también una de las mejores zonas para iniciarse en la modalidad del carving, gracias a la anchura y suavidad con la que cuenta alguna de sus pistas.

Asimisimo, el sector de Requejines ofrece la posibilidad de acceder a las rutas de Peñanevares - Valle del Silencio y a la del Pico Agujas las cuales, con unas pendientes muy pronunciadas y cargadas de nieve virgen, reclaman la atención de los esquiadores y snowboarders más expertos.

En esta vertiente, gracias a su privilegiada situación, altitud y orientación, es donde mejor se conserva la nieve y más tiempo permanece sobre sus pistas, llegando a ser la las últimas en cerrar a final de temporada.

Sector de Riopinos

Pistas Vegarada y Los Cazadores, en el Sector de Riopinos.
Pistas Vegarada y Los Cazadores, en el Sector de Riopinos.

La vertiente de Riopinos es uno de los sectores de más belleza de la estación. Con cotas comprendidas entre 1.675 y 2.000 m. cuenta con seis pistas balizadas y tres remontes mecánicos (un telesilla, un telesquí y una cinta transportadora).

En esta zona las pistas son de un nivel medio, medio - alto y alto. Además, desde Riopinos, se accede a una de las mejores rutas fuera de pista de San Isidro, Los Tubos del Toneo, que concluye en la zona de Salencias salvando un desnivel de más de 500 m.

La anchura y longitud de sus pistas azules, la pendiente de las rojas y la tranquilidad y disfrute de la nieve virgen que reposa sobre sus pistas negras y rutas no balizadas hacen de Riopinos una de las zonas preferidas por los esquiadores.

Además, el Sector de Riopinos cuenta con acceso por carretera a través del Puerto de Vegarada y se ha construído un parking para unos 150 vehículos, lo cual hace que la estación tenga influencia directa sobre una nueva comarca. También dispone de un edificio de servicios múltiples con taquillas para la venta de forfaits, cafetería con terraza - solarium, aseos, etc...

Sector de Salencias

Vista desde la parte baja del Sector de Salencias.
Vista desde la parte baja del Sector de Salencias.

Salencias está situada en la zona baja de la estación entre las cotas 1.500 a 1.640. Cuenta con nueve pistas, cuatro remontes (tres telesquís y un telebaby) y está perfectamente comunicada con la zona de Cebolledo mediante un servicio gratuíto y permanente de autobuses (fines de semana y fechas de Temporada Alta).

Si la nieve lo permite, la diversión y el placer de esquiar sobre sus pistas está asegurado. Es una zona muy completa, con pistas de nivel iniciación, nivel medio y nivel medio-alto en la que, al final de la jornada, puedes disfrutar del sol acompañado de un buen café en la terraza de su cafetería.

Por otra parte, la zona de La Raya se encuentra situada junto a Salencias, limitando con nuestros vecinos del Principado de Asturias. La Raya es una zona de nivel iniciación-medio  que cuenta con dos pistas y un telesqui, siendo la preferida por los debutantes que temen montar en un telesilla para hacer sus primeros descensos en Requejines.