Subida a San Isidro por Asturias desde la zona de Riofrío.
Subida a San Isidro por Asturias desde la zona de Riofrío.

El Concejo de Aller está situado en el centro sur de Asturias. Dividido en tres zonas diferenciadas, Alto, Medio y Bajo Aller, debe su nombre al río que lo atraviesa de sureste a noroeste. 

La principal riqueza económica del concejo en los siglos pasados, la minería y la siderurgia, ha ido dejando paso a otras industrias como son las de aguas minerales, serrerías, embutidos y la más creciente durante los últimos años; el turismo, gracias a las estaciones de esquí de San Isidro ya en la provincia de León y a la nueva estación de esquí de Fuentes de Invierno, justo en el límite con la provincia vecina.

Sus pasos naturales hacia la meseta son los Puertos de San Isidro, Vegarada, Piedrafita y la Vía Carisa. Los valles se asientan en torno a los ríos San Isidro, San Julián, Negro y Aller de gran riqueza truchera.

En la parte baja del concejo están los mayores núcleos de población donde la principal actividad es la minería del carbón, mientras que en la parte alta el concejo se mantiene el aspecto rural tradicional y espectaculares paisajes de montaña. 

La población más representativa del Alto Aller es la localidad de Felechosa. Situada a 651 metros de altitud es es la última localidad de relevancia antes de llegar al puerto San Isidro. Es un pueblo turístico de interés y dista tan sólo 12 km de las Estaciones de Esquí de San Isidro y Fuentes de Invierno.

Felechosa se ubica en una explanada que forma el terreno al pie del rio San Isidro que corre por el amplio valle. Tiene fértiles vegas de cultivo y praderías regadas por el rio, que pasa por el centro del pueblo.

En el Concejo de Aller hay importantes restos que constatan la presencia de los primitivos pobladores y la invasión romana. Los puñales hallados en El Gumial y la necrópolis megalítica del Padrún permiten datar la presencia humana en el año 4.000 antes de Cristo. El primer documento escrito que se conserva en Aller es una Lápida romana hallada en Serrapio. También se pueden encontrar numerosos castros en toda la geografía allerana.

Entre su patrimonio histórico y cultural, destacan las iglesias de San Vicente (S. XII), San Félix , San Juan del Río Mera (S. XII-XIII), San Juan el Real de Llamas, El santuario de Miravelles (1745), diversas casas solariegas, el castillo de Soto (XII), el palacio de los Arias Cachero y el palacio de los García de la Vega (XVIII).

Entre las bellezas naturales se encuentran las Hoces del Pino y las del Aller, profundas gargantas excavadas por estos ríos en la caliza de montaña. Además, el concejo ofrece una gran variedad de rutas que siguen los caminos de los pastores tradicionales desde los pueblos del fondo de los valles hasta las hermosas brañas imposibles de adivinar desde abajo.

También se puede acceder a cumbres emblemáticas como el Pico Torres (2.100 m), el Toneo, Peña Redonda, el Retriñón o Peña Mea.

Últimos mensajes en los Foros de Debate